Artículos de investigación

Enunciación, 2005-08-00 nro:10 pág:47-53

Importancia y usos de televisión en la configuraciön de la realidad psicosociocultural: una experiencia potenciadora de la competencia televisiva

Rosa Myriam Avellanada

Resumen

Este artículo presenta resultados finales del trabajo realizado con un grupo de estudiantes de la Facultad Tecnológica de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en torno al papel que juega la televisión en la configuración de la realidad psicosociocultural. Se abordan temas relacionados con los usos, los imaginarios y el papel que cumple la televisión en la vida social e individual. Así mismo, se destaca la importancia de la escuela como fuente de acceso a la información y a los distintos saberes elaborados por la ciencia y la cultura. Además, muestra cómo la televisión puede jugar un papel importante en la escuela ai propiciar espacios de diálogo en torno a los distintos contenidos que circulan en el aula de clase y otros que no se abordan directamente, pero que son parte de la vida cotidiana de niños y jóvenes. Finalmente, a partir del uso de la misma como estrategia didáctica y metodológica, desarrollar o potenciar las distintas competencias y en particular la televisiva o semiótica.

PALABRAS CLAVE

Educación, televisión, recepción, usos, saberes, imaginarios, texto audiovisual, competencia televisiva

Abstract

This article presents the results of a research developed with a group of students of the Faculty of Technology of the District University of Bogotá. It leads about the role of the television in the construction of psycho-socio-cultural reality. The text tries about some topics related to the uses, the imaginaries and the role ofthe televisión in the social and individual life. The importance of the research is to show the role ofthe school in orderto promote dialog spaces about the curriculum contents and also to promote the use of the televisiOn as a didactic and a methodological strategy to develop the different communicative competencies, particularly, the semiotic one.

KEY WORDS

Education, television, reception, uses, knowledge, imaginaries, audiovisual text, television competence.


Introducción

El presente artículo es resultado del trabajo realizado conjuntamente con un grupo de estudiantes de primer semestre de la Facultad Tecnológica de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en el marco del Convenio de Cooperación Interinstitucional suscrito entre esta universidad y la Comisión Nacional de Televisión, para la realización del proyecto de investigación denominado Propuesta de un modelo de competencia televisiva con fines educativos. Cabe aclarar que lo expuesto se circunscribe al desarrollo de una de las cuatro mesas de trabajo que se conformaron en cuatro sectores de la ciudad capital, bajo la coordinación de la autora. Con este grupo se trató la importancia de los medios masivos de comunicación, específicamente de la televisión, en la construcción y reconstrucción de la realidad psicosociocultural y la necesidad de desarrollar y/o potenciar una competencia televisiva o semiótica para abordar los distintos tipos de discursos o productos audiovisuales que se nos presentan cotidianamente a través de la misma[1].

El reconocimiento del papel que juegan los medios masivos de comunicación en la transformación del pensamiento y, en particular, los que se apoyan en la imagen audiovisual, como la televisión, es bastante reconocida. Por ello es causa de grandes preocupaciones en distintos ámbitos y niveles de la sociedad y últimamente se está tratando de comprender y explicar su poder que -según los estudiosos del tema-, radica en que está generando transformaciones en la concepción general de nosotros mismos y del mundo que nos rodea, ya que:

La influencia de las herramientas culturales no se manifiesta, pues, sólo a nivel físico o perceptivo, también a nivel mental Las imágenes, por ejemplo, no influyen sólo en aspectos epidérmicos de la mente humana, como los conocimientos, sino que moldean nuestras estructuras de pensamiento, nuestro lenguaje y el conjunto de nuestra personalidad. (Ferrés, 2000).

De lo anterior se desprende la importancia de abordar este tema en los distintos niveles de la educación y propender por desarrollar en las audiencias una competencia televisiva que les posibilite un acercamiento más crítico a los productos audiovisuales, es decir, mejorar las lecturas que se hacen a los contenidos y que ello redunde a futuro en una búsqueda del mejoramiento de la calidad de la televisión que vemos.

La comunidad de apropiación

El trabajo se realizo en Ciudad Bolívar, una de las localidades ubicadas en el sur de la capital. Hoy día se conoce como la comunidad más grande del Distrito y registra los más altos índices de pobreza, que tiene numerosos problemas relacionados con la precariedad de programas de salud, atención de servicios públicos domiciliarios, inseguridad y deficiencias en los servicios de educación en todos los niveles. De modo que la población con la que se llevó a cabo el trabajo pertenece a unos estratos donde lo habitual lo constituyen la falta de oportunidades, las escasas posibilidades de acceder á la educación superior y la falta de mayores y mejores expectativas de un futuro digno.

Estos son los jóvenes que conforman la comunidad participante del proyecto y estudian en la Universidad Distrital, Facultad Tecnológica, ubicada en Ciudad Bolívar. Provienen de barrios estratificados en los niveles 1 y 2 y, en una proporción menor, al 3. Esto indica que hay una característica en común: su condición socioeconómica. Ellos entran a programas de tecnología e ingeniería con la expectativa de adquirir una formación profesional que les permita mayores oportunidades laborales y así obtener ingresos que les proporcionen bienestar y reconocimiento social.

El trabajo de aplicación del modelo de análisis para algunos productos audiovisuales presentes en la televisión colombiana se llevó a cabo con cuatro grupos de estudiantes de educación superior universitaria, en el marco del curso de Producción y comprensión de textos, dirigido a los estudiantes de primer semestre de la Facultad Tecnológica, con el propósito de potenciar y cualificar la competencia discursiva y televisiva y de validar el modelo propuesto.

La metodología

El trabajo en los aspectos metodológicos se sustentó en algunas de las técnicas etnográficas: las encuestas, las historias de vida, la consulta de documentos y la toma de registros. Se inició con la aplicación de las encuestas que estaban orientadas a elaborar un diagnóstico de la competencia televisiva de los miembros de las cuatro comunidades. En ellas se abordaron tres temas: conocimiento del medio, percepción del medio e imaginario y usos de la televisión-educación. Esto permitiría establecer cuáles son los usos, los imaginarios y las expectativas de los jóvenes frente a la televisión. Se realizaron historias de vida, que tenían por objeto indagar sobre el papel de la televisión en la vida cotidiana y su influencia en los jóvenes, al igual que determinar los usos actuales de la misma; la realización de documentos (escritos auténticos) con el propósito de mirar qué cambios se generaron en la percepción de la televisión y los usos; aplicación de encuestas con preguntas enfocadas a confirmar lapercepción, los usos e imaginarios en torno al tema; se realizaron conversatorios que nos permitieron indagar sobre las ideas que tenía el grupo frente al problema; se trabajó con documentos sobre el tema y se asistió a charlas con expertos, para lo cual cada grupo eligió representantes, que luego replicaran lo aprendido, y finalmente se elaboró y aplicó un modelo teórico para aproximarnos a los distintos productos de la televisión escogidos.

Una aproximación a los usos y expectativas sobre la televisió

La televisión: algo mágico... y lo mágico no necesita ser explicado

La televisión: algo mágico... y lo mágico no necesita ser explicado A pesar de que la gran mayoría posee televisor y hace uso frecuente de él, ya que es el artefacto más importante en sus hogares, porque sus familias a pesar de tener muchas restricciones económicas buscan la forma de tener un aparato de televisión, como bien lo registra el siguiente fragmento del relato de unos jóvenes, que dice:

Recuerdo mucho cuando estaba pequeño, en casa no había dónde sentarnos, por lo cual utilizábamos canecas vacías de pintura. No teníamos refrigerador, por lo que una vecina nos guardaba los alimentos perecederos en su nevera. También recuerdo que no tenía cama propia, por lo que me quedaba con mis padres en la de ellos; pero lo que más recuerdo es que teníamos un televisor grande, marca Sony, nuevo, a color. Con el tiempo mi padre compró una sala, un comedor, una cama para mí, pero también compró otro televisor; para ese entonces no me detuve a pensar para qué mi padre había comprado otro televisor, solo sabía que con dos en la casa podría mirar lo que quisiera sin interrupciones.

Sin embargo, todos los jóvenes reconocen no haberse inquietado o hecho preguntas, como las siguientes: ¿Cómo está compuesto el artefacto tecnológicamente? ¿Cómo funciona? ¿Qué hace que sus ondas lleguen hasta sus casas? Simplemente lo asumen como algo que ha estado siempre aílí y que no requiere ninguna explicación. De igual modo, es poco usual que se interroguen por sus contenidos, el lenguaje que se usa, su sentido o sinsentido, y cuando lo hacen se limitan a decir que "les gusta o no les gusta" determinado programa por ser "lo mismo" o porque "no les aporta el contenido", como es el caso de las novelas, los reality shows y los programas de chismes.

Los programas que menos ven son los noticieros, porque "muestran mucha violencia", "dan mala imagen al país", "manipulan la información". Sin embargo, la mayoría ve la sección de deportes. No obstante, ello no hace que desconozcan la importancia que para la vida de algunos tuvo y tiene la televisión, al comentar que cuando niños, y ahora como adolescentes, a pesar de que no la comprendan o "no les gusten" algunos programas, la siguen viendo.

Registro No. 1

Registro No. 2

La verdad es que no comprendíamos cómo se daba la televisión, y aún no sé si la comprendamos, lo cierto es que ésta nos atrae y nos congrega frente a su pantalla para ver imágenes en movimiento y oír a través de su pantalla la voz de nuestros personajes favoritos.

Registro No. 3

Existe dentro del nuevo siglo la marcada influencia de la televisión y, por lo tanto, sus consecuencias negativas y positivas. De mi parte no puedo ser indiferente a este hecho porque me considero enormemente marcado por la generación de la televisión (...) en las noches ataco mi pantalla con el control remoto en una lucha donde siempre soy derrotado por el cíclope electrónico.

Registro No. 4

Yo pienso que la televisión me ha servido para aprender, entretenerme y muchas cosas más (...) también me transporta a lugares diferentes, y a veces me concentro de tal manera en la TV que me olvido por un momento de la realidad.

En los anteriores registros -que resumen la opinión de la mayoría de los jóvenes cuando se les pregunta sobre lá importancia de la televisión en sus vidas- es muy difícil negar el papel que ésta tiene en la construcción de la realidad. Pero, cuando se les pregunta: ¿Qué saben sobre su historia? ¿Qué saben sobre el dispositivo tecnológico? ¿Cómo es el discurso de la televisión? ¿Cómo produce sentido la televisión? ¿Lee crítica sobre la televisión? ¿Conoce alguna bibliografía sobre el tema?, entre otras, todos responden que desconocen su origen; su saber se limita a señalar que quien la trajo fue el General Rojas Pinilla durante su gobierno. Y frente al modo en que funciona el artefacto tecnológico, la mayoría afirma "no sé nada", y los que dicen saber, exponen que'funciona por medio de tubos catódicos".

Además, frente a la relación con otros medios de información actuales, muy pocos son capaces de señalar cómo se ve afectada la televisión por otros desarrollos de la misma, como la televisión por cable y, menos aún, por la aparición de otras tecnologías, como internet. Y ello es coherente con el hecho de que la gran mayoría comenta que nunca o casi nunca ha leído sobre la televisión o al menos consultado documentos de cualquier tipo sobre el tema.

La televisión: un vicio...superado

Otro de ios aspectos importantes del trabajo fue indagar sobre los usos, las opiniones y las percepciones sobre el medio. Para ello se hicieron encuestas, historias de vida y conversatorios. Esto nos permitió conocer el valor que tiene la televisión en la vida cotidiana de la comunidad y confirmar que es uno de los artefactos más importantes en el hogar, en la medida en que su uso ha significado la satisfacción de ciertas necesidades como: la compañía, compartir con la familia, enterarse de sucesos en el mundo, informarse, sobre todo en fútbol. También, es el medio por el cual se puede saber sobre lo que está o no de moda, por el placer de ver imágenes... como bien lo manifiestan.

Registro No. 1

(...), la televisión es un medio de comunicación y un amigo, cuando te encuentras solo, ella es la que está siempre. Bien, recuerdo aquellos días cuando ella se convertía en mi mundo y "era mi mundo", cómo olvidar tardes enteras frente a ella.

Registro No. 2

En cuanto a la medida de saber cuánto ha marcado la televisión mi vida y mi personalidad, los programas, aún no lo sé, pero sí ha sido mucho. (...) Aún hoy me acuerdo del momento en que la televisión empezó a marcar mi manera de vestir y hablar, cuando aún estaba en la primaria.

Registro No. 3

La televisión tiene un papel muy importante en mi vida, porque es en torno a ella que se reúne la familia, a ver un programa de entretenimiento o las noticias. Así, cuando llega la hora del almuerzo o de la comida nos reunimos en el cuarto de mis padres a ver el programa que se encuentran presentando en el momento en la televisión.

Registro No. 4

Unos días me alejé de ella, entonces sentí que la caja negra tocó una artería esencial en mi cuerpo, me sentí dominado por el aparato, recordar el placer que se siente el zapiar, el control remoto no se compara con nada.

Aunque, cuando se les pregunta sobre la calidad de los programas en la televisión colombiana, las opiniones no son muy favorables, ya que consideran que:" la televisión es muy regular", "es muy comercial, sólo vende bienes de consumo", "la televi- sión es de mala calidad, mediocre", "es una televisión retrasada, donde la programación es monótona y repetitiva". "La televisión es regular, losprogramas son chichipatos, y hay poca cultura ", "la televisión colombiana no es creativa, es comercial, plagia produccio- nes extranjeras", "la televisión colombiana es mala, no tiene programas interesantes, sólo novelas, realities, no educa", "la televisión colombiana es desactualizada, los programas no tienen sentido."

Frente a los anteriores comentarios no queda más que confirmar el hecho de que se ve más por no tener otras opciones para entretenerse o informarse, que son para ellos los usos más frecuentes de la televisión. También, porque la mayoría no posee televisión por suscripción y los pocos que pueden elegir entre ver la televisión colombiana o la extranjera, cuando se les pregunta qué es para ellos televisión de buena calidad, casi siempre hacen referencia a canales como: Discovery Channel, History Channel y People and Arts.

Entonces, ¿cuál es el papel de la televisión ahora en sus vidas, si partimos de que en un momento dado fue la ventana para ver el mundo y en algunos casos "su mundo" así, como el medio más importante para entretenerse? Pues bien, ahora que no les atrae estar frente a una pantalla les da la posibilidad de ver el mundo no mediado por la televisión, de vivir otras experiencias, de compartir con los amigos y la familia, sin que esté presente un artefacto que los distancie, es decir, que les permita tener un contacto más humano, más vital con las personas que los rodean.

Esto es cohereíite con lo que cuentan, "que en su niñez fue casi una adicción", pero que con el tiempo los fue dejando insatisfechos y dejó de ser una de las actividades más importantes que realizaban, por eso muchos comparten el siguiente comentario:

Entre los seis y nueve años, la influencia de la televisión es muy grande, porque empezamos dentro del ambiente familiar a ver la televisión, entonces, vemos novelas, películas, dibujos animados, deportes, noticieros, etc. (...) así se va creciendo y la televisión se analiza cada vez más, ya que cada uno se vuelve adicto a un programa.

No obstante, ahora que son más competentes para juzgarla, competencia que les ha dado el uso y el abuso, se alejan y buscan entretenerse con otras actividades más acordes con sus expectativas como jóvenes. Por eso dicen que:

Desde que la televisión no me ha entregado una buena oferta, mi vida ha sido entregada a la guitarra, la música, la escritura, mis seres queridos, el fútbol. Actualmente, una hora frente al televisor me basta y a veces me da igual si no la veo, lo cual me obliga a conseguir mi propia oferta televisiva, la que encuentro en los videos.

El registro anterior resume lo que la gran mayoría de los jóvenes hacen, ahora que no les interesan los contenidos de la televisión. Sostienen que la dejan de ver porque dejó de ser atractiva, que los contenidos poco o nada tienen que ver con sus intereses, los formatos son acartonados, es poco creativa, los temas, monótonos y el tratamiento, superficial. Existe exceso de programas del mismo formato -telenovelas-, no se les permite elegir entre contenidos exclusivamente para jóvenes. En últimas, ya no les satisface sus necesidades en cuanto a dinamismo, emoción, estimulación. En otras palabras, los hijos de la televisión esperan cada vez más de ella y al quedarse esta estancada, dejan de verla.

La televisión educativa: ¡¿cuál televisión educativa?!

Al abordar el tema sobre el papel que pueden cumplir los contenidos de la televisión al interior del aula, y al preguntarles:¿cómo ven ellos la televisión educativa? ¿Creen posible el remplazo del docente por el televisor? ¿Qué uso podría darse a los contenidos?, en cuanto a lo primero, señalan que "es muy poca, aburrida y poco lúdica". "La TV colombiana no tiene interés", "es importante, pero aburrida", "¿existe la televisión educativa?". Se percibe una gran molestia por la falta de una verdadera televisión educativa, ya que todos consideran que es muy importante, a pesar de que la poca que hay, no la ven. Pero sí les gustaría tener mucho más y de calidad, que los entretuviese, informara y enseñara.

En cuanto a lo segundo, es interesante ver que al proponerles cambiar la presencia del docente por un aparato de televisión para que desarrolle los temas que son abordados en sus clases y que también han sido tratados en algunos programas de la televisión educativa extranjera o nacional, como en Señal Colombia o Canal Capital -que, según ellos, son los canales que buscan educar con sus contenidos- sean llevados al aula de clase y remplacen al docente, es categórica su respuesta: "¡No! porque el televisor no nos puede aclarar las dudas", "el profe es importante porque con él se comparte y es a veces un amigo ", "elprofesor es un guía y nos ayuda a aclarar muchas dudas que un programa nos pueda dejar".

Sin embargo, es bueno señalar que sí les gustaría que se tomaran los diversos contenidos abordados por la televisión y se reflexionara sobre ellos en las clases, pues es mejor ver una explicación con imágenes que en un tablero, que hay muchos temas o materias en los que sería más didáctico ver sus contenidos en formato audiovisual, como en el caso de las ciencias naturales y la historia, haciéndolas menos tediosas y más interesantes al poder ver los acontecimientos de una forma más "real". En últimas, la televisión puede ser bien utilizada como medio para llevar el mundo "real a la escuela" o "incrustar a la escuela en el mundo" ya que, a través de ella se puede acceder a múltiples informaciones, conocimientos, saberes y datos que pueden ser recreados, ampliados, difundidos y reconstruidos, de una forma más amena, amplia y didáctica.

También, al mirar la influencia que tiene la televisión para algunos miembros de su hogar, consideran que no educa positivamente, ya que está saturada de programas que no aportan a la formación de las personas y sostienen que "la televisión es muy regular, todo son novelas y no se aprende nada de ellas", "la televisión colombiana es de mala calidad, es mediocre", "la televisión colombiana tiene muchos programas aburridos, monótonos. La televisión internacionales más interesante (Discovery Channel)".

La gran mayoría deja ver que sí cree que la televisión puede tener un futuro como medio para educar o tener un papel importante en los procesos de formación en la escuela y en la familia, pero sienten que en ella prima el interés comercial, el negocio, más no la idea de que a través de ella se pueda formar mejores ciudadanos. Y, finalmente, es importante señalar que casi todos, por no decir todos, desconocían la existencia de la Comisión Nacional de Televisión. Después de saber qué papel cumple, siguen sosteniendo que es igual a que no existiera [¿?] ya que no hace nada por la televisión, porque según la mayoría, como decíamos antes, está llena de telenovelas o de programas aburridos.

Aplicación del modelo de análisis

El modelo de anahsis fue construido por el grupo de investigadores en desarrollo de la propuesta. Se aplicó a cuatro grupos de primer semestre de ingeniería que tenían entre 12 y 15 estudiantes cada uno. Después de reflexionar sobre la.televisión y ver la importancia que tiene o tuvo para la mayoría en una etapa de sus vidas, se vio la necesidad de entenderla como un fenómeno social, por su influencia en una etapa temprana de su desarrollo psicosocial. En consecuencia, nos dimos a la tarea de indagar sobre la televisión y responder a las distintas preguntas que surgían en el proceso de comprensión de la misma.

El modelo de análisis trabajado se centró en el texto publicitario, ya que fue éste el tipo de discurso elegido por los jóvenes para aproximarse al lenguaje audiovisual. La propuesta se fundamentó en los estudios de varios teóricos de la comunicación, el análisis del discurso, la semiótica, entre otros.

Es importante aclarar que antes de presentarles el modelo que se buscaba validar se hizo un acercamiento al texto publicitario con los saberes que cada uno poseía, con el fin de mirar sus dificultades para la comprensión y el escaso o casi nulo conocimiento sobre el tema. Lo primero que surgió fue saber que todos desconocían cómo se lee un texto audiovisual, porque no se sabía nada sobre las características de este tipo de textos, cómo se produce sentido en él, cómo es el lenguaje, cómo se produce un texto publicitario. De modo que fue necesario iniciar un proceso de documentación sobre el tema; buscar quién nos mostrara cómo se produce este tipo de textos, cómo se leen, cómo se maneja el lenguaje, ya que ello era parte de los componentes del modelo de análisis. Finalmente, teniendo unas bases teóricas y metodológicas, producto de las exigencias propias del modelo, se procedió a aplicarlo.

Durante el proceso de lectura de algunos productos audiovisuales se logró establecer que el discurso audiovisual es múltiple, es decir, integra distintos tipos de códigos, como el lingüístico, el visual, el sonoro, el cromático; refiere a realidades concretas de distinto orden en un mismo mensaje; condensa varios aspectos en la configuración de sentido, como el movimiento, la velocidad, el tiempo y los espacios, aspectos que lo hacen en alto grado polisémico y complejo de analizar. Se llegó a entender que al leer un texto audiovisual hay que tener presente el movimiento; la presentación de cada uno de los elementos que lo componen, los planos, la organización de los elementos, es decir, su sintaxis, el manejo del color en cuanto a su influencia física, emocional, psicológica, entre otros aspectos, que confluyen a la hora de leer y comprender este tipo de textos.

También se logró vislumbrar algunas de sus características, como que, es un discurso no lineal en alto grado fragmentado, qué tiende a la saturación, qué tiene un manejo indiscriminado de imágenes y es altamente redundante. Finalmente, que el manejo de la movilidad, las formas, el color y los planos son determinantes en la percepción y, por lo tanto, en la construcción de sentido. Además, que por tener que verse con tanta rapidez y que todos los componentes entran en un sólo haz instantáneo a la hora de la recepción, requiere su descomposición detallada para pasar luego a su reconstrucción para su comprensión.

Quedó claro que el lenguaje audiovisual es distinto del lingüístico, ya que su código requiere otras estrategias para su comprensión, porque posee rasgos propios en su particular forma de construir, los mensajes. En consecuencia, es allí donde el modelo cobra importancia, ya que aborda los distintos aspectos de este tipo de textos, lo cual permitió a los jóvenes concluir que: "existen dentro del texto publicitario más elementos que los aparentes", "los textos publicitarios son un texto complejo que hace uso de muchas estrategias para convencer", "conocidas las estrategias es conveniente mostrar que se adquirió un sentido crítico al momento de ver un comercial", "fue muy importante darnos cuenta que el mensaje audiovisual requiere otra manera dé leer, porque las formas de lectura de los textos no sirven para interpretar este lenguaje".

En un primer intento, el acercamiento mediado por el modelo se limitaba a describir cómo estaba construido el mensaje según la integración de los distintos elementos, mas no se llegaba a la realización de una lectura más allá de lo evidente, es decir, haciendo un paralelo con la lectura del texto lingüístico, diríamos que se quedaba en una lectura de tipo literal. Sin embargo, más adelante, cuando adquirieron bases teóricas y metodológicas y se les orientó sobre la importancia de desarrollar el análisis teniendo presente los distintos niveles y los aspectos por revisar en cada uno, realizaron análisis más completos, rigurosos, pertinentes y, al pasar el tiempo, se llegó a tener posturas críticas, en algunos casos en el plano de la forma y en otros, del contenido, o frente a ambos.

Es de rescatar que comprendieron la diferencia entre el código audiovisual y otros códigos, lo cual incidió en un cambio de su postura frente a los productos audiovisuales, en la medida en que se interesaban por validar los distintos componentes del modelo, poniéndolos en práctica con otros tipos de textos. Esto permitió que se interesaran en leer sobre el tema, asistir a charlas sobre el mismo, reflexionar y escribir sus reflexiones, tomar cursos de interpretación o realización de productos audiovisuales, porque creen que lo importante fue saber que:

La televisión no es buena ni es mala, no podemos pretender defenderla a ciegas ni atacarla desmedidamente, lo único que podemos tratar de hacer-es ver la . televisión con otros ojos. Convertirnos , en críticos de lo que vemos, extractando lo bueno y desechando lo malo, porque si no hacemos esto es posible que terminemos como mucha gente del montón, dejándose llevarpor todo lo que se dice y se hace en la televisión, creando en nuestras cabezas estereotipos salidos de la caja negra, que muchas veces no tienen nada que ver con nuestra realidad.

En ultimas, vieron que era un tema interesante, que merecía ser abordado con más seriedad y rigurosidad, dentro de la escuela o fuera de ella.

A modo de conclusión

La televisión, como uno de los productos audiovisuales más consumidos por la sociedad actual, suscita grandes temores y recuerda a aquellos surgidos con la invención de la imprenta, puesto que de ella se decía que traería una transformación en las conductas de las personas que tuvieran acceso a los saberes conservados pará ser transmitidos con orientación y que la masificación terminaría por generar una desvirtualización del conocimiento y la cultura elaborada con tanto esmero por hombres dedicados a su conservación y transmisión. Por eso,"cuando Gütenbergy sus colaboradores sacaron a la luz la comunicación a través de caracteres, éstos se convertían en auténticas minaspara acabar con el mundo medieval (Corominas, 1994). De igual forma, hoy día la televisión y sus productos están generando grandes discusiones, por su reconocido o no reconocido papel en la sociedad, también por ser un medio que ha posibilitado el acceso al conocimiento y la cultura a grupos sociales tradicionalmente excluidos.

Pero la pregunta es: ¿a qué tipo de conocimiento y qué tipo de cultura?, por cuanto más que democratizar el conocimiento está cumpliendo la función de replicar o mantener los esquemas de una sociedad que tiende a tener dos clases: los privilegiados y los excluidos, ya que:

La promoción de productos o ideas es altamente frecuente; todos los programas propagan valores, pautas y modelos de comportamiento, que con mayor o menor evidencia enuncian el entramado de leyes que velan por la producción, reproducción y mantenimiento del sistema económico, cultural y social en cuyo seno se han generado (Saborit, 1998).

Si reconocemos la incidencia de los medios audiovisuales en las transformaciones de las prácticas psicosocioculturales y, por consiguiente, de la renovación de los valores éticos, estéticos, políticos, económicos... entonces, ¿cómo ignorar la televisión como uno de los medios más eficaces para la reproducción, cuando a través de ella se desarrollan contenidos que apuntan al mantenimiento de ciertos esquemas de la realidad social e individual? También es cierto que puede usarse para lo contrario, porque sabemos que cuando cambian los sistemas de comunicación se están cambiando las relaciones entre los individuos, las formas de organizar la realidad, las maneras de pensar, las prácticas culturales; en última instancia, la forma de ver y entender el mundo.

En síntesis, la comunicación audiovisual cambia.-"1) la estructura de los intereses (las cosas en las que se piensa), 2) la naturaleza de los símbolos (las cosas sobre las que se piensa); la naturaleza de la comunidad (los individuos en los que se desarrollan los pensamientos)" (Inis, citado por Corominas). Ahora bien, para evidenciar cuál es el papel que cumple la televisión en la transformación de las prácticas comunicativas, se hace necesario ver qué piensan las propias comunidades a partir de los usos que hacen de ella.

Registro No. 1

En este momento es uno de los mejores medios de comunicación que pueden existir, puesto que la mayoría de la gente tiene fácil acceso a él, y es el que más gusta a las nuevas generaciones, puesto que ahora hay muchos programas educativos e informativos -la mayoría hace referencia a la televisión por cable, en especial Discovery Channel-por eso reafirmo que para mí es el medio de comunicación más importante que puede existir.

Registro No. 2

Tengo muy buena relación con la TV; a ella en parte le debo un poco de mi educación (Ja TV enseña y entretiene) (...) además, muestra lo que está pasando a nuestro alrededor y en todo el mundo.

Registro No. 3

Cualquier niño en su etapa de crecimiento tiene un televisor a su lado, o por lo menos eso pasó conmigo. (...) El día de hoy veo toda clase de programas de televisión. (...) desde mi punto de vista creo que a medida que uno va creciendo, la televisión va creciendo con uno. (...) creo que la televisión está muy ligada a nuestras vidas.

Los anteriores registros ponen en evidencia los cambios que la televisión provoca en los usuarios respecto a quién o quiénes son las fuentes de información y de acceso al conocimiento de los jóvenes y niños de hoy. Todo porqué los nuevos sistemas de comunicación acercan a todos por igual a la información y al conocimiento, o sea, todo es compartido por muchos a través del contacto con esa "maravillosa caja mágica". La creencia de que mayormente en la escuela se puede uno informar, aprender y conocer queda desdibujada. Por supuesto, si concebimos el conocimiento en su acepción más amplia.

A pesar de lo anterior, la escuela en su papel central de formar ciudadanos para vivir en una sociedad compleja y cambiante y en un mundo lleno de incertidumbrés, está cada vez más lejana en cuanto a la aproximación por parte de los jóvenes y los niños a los saberes pertinentes para vivir en la sociedad actual. Quizá esto se deba a la falta de reflexión sobre los sistemas de comunicación vigentes y la adopción de los mismos para avanzar en la comprensión, explicación y ampliación de ías nuevas formas de entendimiento de la realidad sociocultural, y así situarse, como lo hacía hace algún tiempo de forma protagónica, en el centro de la sociedad de la cual forma parte.

En este momento está pasando lo que señalaba Corominas hace algunos años sobre su sociedad:

Mientras en la escuela el tema audiovisual pasaba como un no saber muy bien qué hacer, la sociedad ha ido definiendo la comunicación audiovisual como uno de sus más potentes sistemas de comunicación. La escuela y el sistema educativo aún no han superado esta barrera, y continúan relegando uno de los sistemas comunicativos actuales. [Entonces] (...) ¿Qué pasaría a la escuela si no pudiera utilizar los contenidos, las estructuras y los códigos de información que la sociedad utiliza? Posiblemente sería una escuela que no daría respuesta a la sociedad en que vive. (Ibíd.)

De manera que, si gran parte del conocimiento y el entendimiento de la realidad pasa por los nuevos sistemas de comunicación, eso significa que se está abriendo un campo de posibilidades inmenso, no sólo para los docentes en su responsabilidad de preparar seres capaces de aproximarse a la realidad de una forma creativa y crítica, sino también para la televisión misma, ya que se instala en el centro del debate por ser uno de los medios al alcance de todos y, por lo tanto, juega un papel central en la ampliación, divulgación y promoción de todos los saberes elaborados por la ciencia y la cultura, logrando con ello minimizar un poco la exclusión a que han sido sometidos grandes sectores de la población.

Finalmente, no podemos seguir pensando que la lectura y la escritura de textos lingüísticos son "las principales fuentes de información y, por tanto, el acceso a sus códigos una de las tareas de la escuela, como si los sistemas de comunicación de una sociedad no hubieran evolucionado desde el descubrimiento de la imprenta " (Ibíd.) Lo anterior deja expuesto de plano que este tipo de discursos son los que nos compete dominar y explicar, como resultado de un mayor compromiso con la escuela y con la sociedad en general.

Bibliografía


NOTAS

Los resultados parciales de este proyecto se presentan en Bustamante, Boris, Aranguren Fernando y Arguello, Rodrigo. El cierre discursivo de los noticieros de televisión. En Revista Enunciación No. 9, 2004

Creation date: