El lenguaje se constituye en un hecho social que dinamiza y permea toda la actividad de los seres humanos, pues solo es posible reconocernos como sujetos en y para el lenguaje. Este “tiene origen social y precede al pensamiento racional e influye en la naturaleza del mismo” (Vygotsky, 1995, p. 99). Este planteamiento nos conduce a señalar el lenguaje como la principal mediación entre el individuo y el mundo, ya que asegura la participación de este en los procesos históricos y sociales, además de ser fundamental en la construcción del conocimiento.
El lenguaje se constituye en un hecho social que dinamiza y permea toda la actividad de los seres humanos, pues solo es posible reconocernos como sujetos en y para el lenguaje. Este “tiene origen social y precede al pensamiento racional e influye en la naturaleza del mismo” (Vygotsky, 1995, p. 99). Este planteamiento nos conduce a señalar el lenguaje como la principal mediación entre el individuo y el mundo, ya que asegura la participación de este en los procesos históricos y sociales, además de ser fundamental en la construcción del conocimiento.

Publicado: 2016-01-01

Número completo