DOI:

https://doi.org/10.14483/2256201X.3303

Publicado:

01-01-2002

Número:

Vol. 7 Núm. 15 (2002)

Sección:

Notas editoriales

Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional

Editorial note. 50 years of passing the Forestry Engineering Curriculum by the Ministry of National Education

Autores/as

  • Luis Jairo Silva Herrera Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Cómo citar

APA

Silva Herrera, L. J. (2002). Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional. Colombia forestal, 7(15), 3–5. https://doi.org/10.14483/2256201X.3303

ACM

[1]
Silva Herrera, L.J. 2002. Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional. Colombia forestal. 7, 15 (ene. 2002), 3–5. DOI:https://doi.org/10.14483/2256201X.3303.

ACS

(1)
Silva Herrera, L. J. Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional. Colomb. for. 2002, 7, 3-5.

ABNT

SILVA HERRERA, Luis Jairo. Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional. Colombia forestal, [S. l.], v. 7, n. 15, p. 3–5, 2002. DOI: 10.14483/2256201X.3303. Disponível em: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/colfor/article/view/3303. Acesso em: 13 jun. 2024.

Chicago

Silva Herrera, Luis Jairo. 2002. «Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional». Colombia forestal 7 (15):3-5. https://doi.org/10.14483/2256201X.3303.

Harvard

Silva Herrera, L. J. (2002) «Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional», Colombia forestal, 7(15), pp. 3–5. doi: 10.14483/2256201X.3303.

IEEE

[1]
L. J. Silva Herrera, «Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional», Colomb. for., vol. 7, n.º 15, pp. 3–5, ene. 2002.

MLA

Silva Herrera, Luis Jairo. «Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional». Colombia forestal, vol. 7, n.º 15, enero de 2002, pp. 3-5, doi:10.14483/2256201X.3303.

Turabian

Silva Herrera, Luis Jairo. «Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional». Colombia forestal 7, no. 15 (enero 1, 2002): 3–5. Accedido junio 13, 2024. https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/colfor/article/view/3303.

Vancouver

1.
Silva Herrera LJ. Nota editorial. 50 años de aprobado el plan de estudios de ingeniería forestal por parte del ministerio de educación nacional. Colomb. for. [Internet]. 1 de enero de 2002 [citado 13 de junio de 2024];7(15):3-5. Disponible en: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/colfor/article/view/3303

Descargar cita

Visitas

166

Dimensions


PlumX


Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Nota editorial

Colombia Forestal, 2002-11-00 vol:7 nro:15 pág:3-5

50 años de aprobado el plan de estudios de Ingeniería Forestal por parte del Ministerio de educación Nacional

Luis Jairo Silva Herrera

Universidad Distrital Francisco José de Caldas


INTRODUCCIÓN

El 27 de febrero de 1.952, mediante, Resolución No. 403 del Ministerio de Educación, se aprobó el programa de estudios de Ingeniería Forestal, el cual inicialmente estaba dirigido a formar Técnicos Forestales, cumpliendo los objetivos del Colegio Municipal Jorge Eliécer Gaitán, de los cuales alcanzaron a egresar cerca de 20.

En el presente ario estamos celebrando 50 arios de creado oficialmente el Programa de Ingeniería Forestal y desde esa fecha, han egresado cerca de 1.100 Ingenieros de esta rama, de La Universidad Distrital Francisco José de Caldas, fundada en 1950.

Estos profesionales han contribuido con investigación, estudios y conocimientos básicos para la administración, manejo, ordenación, conservación, aprovechamiento, transformación y comercialización de los recursos naturales y en especial de los productos del bosque, siempre con sentido de sóstenibilidad del recurso, siendo fieles a las enseñanzas y filosofía de la escuela alemana de silvicultura.

Durante estos primeros 50 años (dos turnos para especies forestales valiosas), hemos ido llenando espacios importantes en la cadena productiva del sector, con altibajos en las posiciones donde se toman las decisiones, pero siempre con el sentido de responsabilidad que nos ha caracterizado.

Un lustro es un espacio de tiempo suficiente para hacer un análisis detallado por parte de todos los Ingenieros Forestales del país y en especial de los egresados de esta Alma Mater.

Aprovecho este espacio y momento para hacer un análisis histórico desde un ángulo muy personal, y que sirva como base de discusión para que realicemos un alto en el camino y reorientemos si es el caso, el rumbo de una profesión que está demostrando a la sociedad colombiana su importancia trascendental para el desarrollo del país.

HISTORIA

La primera promoción de egresados fue de 8 Ingenieros en 1.955 y para 1964 sumaban 130 Ingenieros egresados. Estos primeros Ingenieros Forestales ocuparon cargos en el Ministerio de Agricultura, INCORA, Instituto Geográfico «Agustín Codazzi», Secretaría de Agricultura de algunos departamentos, Corporación Autónoma Regional de los Valles del Magdalena y del Sinú, en las empresas madereras del Pacífico que en la década del sesenta estaban aprovechando los bosques de Guandal en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle y los bosques de Catival en la parte media y baja del río Atrato. Hacia mediados de la década de los sesenta y hasta mediados de los arios 70 se formaron algunas empresas consultoras de Ingenieros Forestales dedicadas a elaborar los planes de ordenación y manejo para ser presentados primero al Minis- terio de Agricultura y luego al INDERENA, para que fueran aprobadas las Concesiones.

Entre las empresas mas destacadas, que contaban para el desarrollo de sus acciones con Ingenieros forestales se recuerdan entre otras: Pulpapel con una concesión de 30.000 ha en el Municipio de Buenaventura, Chapas de Naririo con una concesión de 30.000 en el Municipio de Tumaco, Maderas del Atrato y Maderas del Darién con concesiones superiores a las 10.000 ha para el aprovechamiento del cativo y posterior producción de chapas y triples. Los Ingenieros Forestales se encargaron de realizar los inventarios florísticos, los planes de aprovechamiento y la ejecución de los mismos, pocos fueron los que atendieron la industria y escasos los que desempeñaron la parte gerencia' de las mismas.

En la segunda mitad de la década de los sesenta y durante la década de los setenta, se dio el auge de la ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas, con la creación de las Corporaciones Autónomas Regionales del Valle (CVC), de la Sabana de Bogotá y los Valles de Ubaté y Chiquinquirá (CAR), Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga y las que se iban creando y tomando las funciones del INDERENA. Los Ingenieros Forestales fueron los primeros en liderar el trabajo en las cuencas hidrográficas.

En la Facultad de Ingeniería Forestal de la Universidad Distrital se han elaborado mas de 200 trabajos de grado (tesis) sobre el tema en todo el país.

Otra actividad que iniciaron y lideraron los Ingenieros Forestales de esta Universidad, fue el de la declaratoria, planificación, ordenación y manejo de los Parques Nacionales y otras Areas Silvestres Protegidas, en la década de los arios setenta y buena parte de los ochenta, mas del 90 % de los parques y áreas protegidas fueron administrados por Ingenieros Forestales. Hasta 1997 fue el único programa de pregrado que tenía dentro del pensuna una asignatura sobre manejo y ordenación de parques y áreas silvestres.

Ya en la década de los setenta, se inicia el proceso de reforestación industrial influenciada por Cartón de Colombia, inicialmente basada en el plan indicativo de la pulpa, papel y cartón, donde se mostraba claramente el déficit de materia prima para esta industria. Anteriormente en los años sesenta se inician los Firogramas de reforestación protectora en las partes altas de las cuencas de captación de agua para los acueductos en las ciudades de Medellín en Piedras Blancas, Cali (Nacimiento del río Cali), Manizales (Cuenca del río Blanco) y en Bogotá en en Neusa y San Cristóbal, estos programas fueron iniciados y orientados por el Servicio Forestal de Esta- dos Unidos, mediante un convenio con el Gobierno colombiano. Las especies utilizadas fueron especies de Pinus y Eucalyptus, que eran las más plantadas y experimentadas a nivel mundial y cumplían con los objetivos de producción, conservación y recuperación. Con la expedición. de La' Ley 5 del año 73 se intensificó la reforestación, al tener ésta los intereses mas bajos del mercado y los plazos mas largos con hasta 10 años de gracia para el pago de intereses y capital; durante cerca de 8 arios utilizando este mecanismo se realizó la actividad, reforestándose mas de 50.000 hectáreas en el País.

Con la creación de CONIF en 1.974 y el inicio del proyecto de desarrollo forestal financiado por la FAO en 1.975, se inicia un proceso de investigación forestal con mayor organización y bases científicas, orientado a la silvicultura de plantaciones, manejo de los bosques naturales y mejoramiento genético. Aunque se había iniciado la investigación desde la creación de las carreras mismas, esta había obedecido a políticas cortoplacistas de entidades regionales. El INDERENA creó dentro de su estructura la División de Reforestación e Investigación, pero allí se presentó cierta deficiencia administrativa y financiera.

Antes de CONIF, se destacan las investigaciones realizadas en el proyecto industrial y forestal del Carare Opón, sobre manejo de bosques naturales, ensayos de especies nativas y reforestación con especies nativas principalmente abarco (Can:mana pyriformis); el proyecto de investigación sobre manejo de bosques naturales y ensayos de especies nativas introducidas en las Teresitas (Chocó). Algunas corporaciones autónomas como la CVC iniciaron proyectos de investigación, pero no perduraron ya que fue más una iniciativa de algunos profesionales foresta les y no una política institucional.

En la década de los ochenta, se disminuye el aprovechamiento de los bosques naturales por concesiones y se intensifica la reforestación, se crean varias empresas reforestadoras gracias a los incentivos tributarios, es así como se plantan más de 30.000 hectáreas en 1.981, pero éstos incentivos no son constantes y se deprime la actividad hacia finales de la década. Los Ingenieros forestales incrementan su actividad en programas sociales como Pridecu y DRI, fomentando el manejo de cuencas y las reforestaciones comunitarias, tendientes a conservar y recuperar las áreas desprotegidas y degradádas por el mal uso de los suelos.

Como se puede apreciar, la influencia de los 1.150 Ingenieros Forestales egresados de la Universidad Distrital durante estos primeros cincuenta arios, ha sido trascendental para el desarrollo del sector, ocupando todos los eslabones de la cadena productiva forestal, desde el inventario del bosque natural, trabajo comunitario y plantaciones en las zonas geográficas mas recónditas, pasando por el aprovechamiento y manejo de los bosques, transformación, comercialización y administración de los recursos forestales, hasta los cargos de dirección de la administración pública y privada y posiciones de política como representación ante el Senado de la República.

En el momento actual, ya se tiene aprobado por el Conpes un Plan Nacional de Desarrollo Forestal, con una visión- de 25 arios, se están preparando proyectos de Ley fundamentales para consolidar la ejecución del Plan Nacional, como son el Estatuto Unico Forestal y un Fondo Parafiscal para financiar la investigación y fomentar el desarrollo del sector, estos proyecto están dirigidos por Ingenieros Forestales egresados de la Universidad Distrital.

También se viene adelantando el proceso de acreditación voluntaria del Programa de Ingeniería Forestal, de la Universidad Distrital ante el Ministerio de Educación, con el objeto de actualizar el reconocimiento oficial del programa y acceder a la acreditación de alta calidad. En el estudio de autoevaluación realizado por el proyecto curricular el ario anterior, se han detectado deficiencias académicas y de infraestructura que se deben solucionar, al igual es necesario actualizar el plan de estudios a los requerimientos de la sociedad colombiana; somos conscientes de ello y lo estamos haciendo, para lo cual tendremos como referencia estos primeros cincuenta arios de historia durante los cuales la profesión ha llegado a un estado de madurez y reconocimiento nacional.


Creation date:
Loading...