Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta

Technology and Society, the new Mixed Normal

Authors

  • Danilo Alberto Vera Parra Sociólogo. Estudiante de Maestría en Gestión Estratégica de Proyectos
  • Nelson Enrique Vera Parra Docente titular de la facultad de Ingeniería Universidad Distrital Francisco José de Caldas

How to Cite

APA

Vera Parra, D. A. ., & Vera Parra, N. E. . (2022). Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta. Ingeniería, 27(1), e19225. https://doi.org/10.14483/23448393.19225

ACM

[1]
Vera Parra, D.A. and Vera Parra, N.E. 2022. Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta. Ingeniería. 27, 1 (Mar. 2022), e19225. DOI:https://doi.org/10.14483/23448393.19225.

ACS

(1)
Vera Parra, D. A. .; Vera Parra, N. E. . Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta. Ing. 2022, 27, e19225.

ABNT

VERA PARRA, D. A. .; VERA PARRA, N. E. . Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta. Ingeniería, [S. l.], v. 27, n. 1, p. e19225, 2022. DOI: 10.14483/23448393.19225. Disponível em: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/reving/article/view/19225. Acesso em: 1 oct. 2022.

Chicago

Vera Parra, Danilo Alberto, and Nelson Enrique Vera Parra. 2022. “Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta”. Ingeniería 27 (1):e19225. https://doi.org/10.14483/23448393.19225.

Harvard

Vera Parra, D. A. . and Vera Parra, N. E. . (2022) “Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta”, Ingeniería, 27(1), p. e19225. doi: 10.14483/23448393.19225.

IEEE

[1]
D. A. . Vera Parra and N. E. . Vera Parra, “Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta”, Ing., vol. 27, no. 1, p. e19225, Mar. 2022.

MLA

Vera Parra, D. A. ., and N. E. . Vera Parra. “Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta”. Ingeniería, vol. 27, no. 1, Mar. 2022, p. e19225, doi:10.14483/23448393.19225.

Turabian

Vera Parra, Danilo Alberto, and Nelson Enrique Vera Parra. “Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta”. Ingeniería 27, no. 1 (March 1, 2022): e19225. Accessed October 1, 2022. https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/reving/article/view/19225.

Vancouver

1.
Vera Parra DA, Vera Parra NE. Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta. Ing. [Internet]. 2022Mar.1 [cited 2022Oct.1];27(1):e19225. Available from: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/reving/article/view/19225

Download Citation

Visitas

71

Dimensions


PlumX


Downloads

Download data is not yet available.

Dentro de la historia de la humanidad, las pandemias se han consolidado como hechos que han provocado desarrollos de diferentes tipos bajo el objetivo de proteger la vida de los ciudadanos ante su amenaza. Posterior a su aparición, estas han permitido avances de tipo arquitectónico, científico, laboral, educativo y de movilidad que terminan por constituir nuevas formas de relacionarnos y convivir en sociedad.

La tecnología ha sido un elemento de gran importancia dentro de la actual pandemia por Covid-19. En sus inicios pudimos presenciar la manera como países con un alto grado de desarrollo tecnológico adecuaban muy rápidamente sus sistemas de salud, educación, comunicación y convivencia para resistir a los efectos que un fenómeno de esta naturaleza estaba trayendo sobre la cotidianidad de la humanidad. En el caso de Colombia, la adecuación tecnológica permitió evidenciar un sin número de desigualdades a la vez que configuro una oportunidad para la transformación y el fortalecimiento de diferentes sectores como el educativo y el laboral.

Hablar de educación virtual, de procesos de aprendizaje guiados por herramientas tecnológicas y de teletrabajo en Colombia hasta el a no 2019 era adentrarse en un terreno poco común. La modalidad de trabajo remoto, aunque no desconocida por completo e implementada por multinacionales en el territorio nacional, no era una alternativa para el grueso de empresas que formaban parte de la industria colombiana. En cuanto a la educación, solo algunas instituciones contaban con formación completamente virtual en sus diferentes niveles y estaban orientadas principalmente a un segmento de la población cuyas actividades cotidianas no les permitían acceder a un programa presencial. El giro que la sociedad colombiana debió dar hacia la educación virtual y el teletrabajo fue abrupto, los primeros meses fueron lentos, inciertos y en parte dolorosos, evidenciaron y aumentaron la brecha social y tecnológica, latente en la ausencia de grandes desarrollos y la deuda en transformación digital que estos sectores tienen. Sin embargo, el camino de adaptación ha traído aspectos relevantes, que para el momento histórico en el que nos situamos representan una gran oportunidad de avance tecnológico y social.

El teletrabajo propicio dinámicas de comunicación y colaboración que en muchos casos potenciaron la generación de valor. La posibilidad de realizar encuentros con personas que se encuentran en distintos lugares optimizo tiempos de desplazamiento para el trabajador y el desarrollo de labores de manera remota permitió la disminución de costos de funcionamiento para los empresarios. Así mismo, la inclusión de herramientas innovadoras para el seguimiento y control de actividades beneficiaron a trabajadores y empleadores. Elementos que sin duda se han destacado; sin embargo, la apuesta por fortalecer los procesos productivos por medio del fortalecimiento tecnológico ha sido la ganancia más alta dentro de la crisis. La industria del software tuvo un impulso considerable, los escenarios de capacitación, actualización, transferencia del conocimiento y apropiación social como resultado de la inmersión de nuevas tecnologías en ambientes laborales ha beneficiado la productividad de sectores económicos que no demandan presencialidad.

Por su parte, los espacios de enseñanza y aprendizaje han tenido un recorrido similar, aunque con matices profundos. Indudablemente las desigualdades económicas y sociales imposibilitaron que toda la población académica accediera de la misma forma a las dinámicas de transformación hacia una educación mediada por herramientas tecnológicas, esto representa una problemática de gran magnitud que se refleja en la calidad de la prestación del servicio y las posibilidades de acceso a éste. Nos ha tomado tiempo entender que la adaptación va más allá de disponer de un medio y una herramienta de comunicación entre estudiantes y educadores. Sin embargo, es fundamental destacar que la crisis ha impulsado una alta apuesta por la inclusión de nuevos desarrollos tecnológicos dentro del sector educativo, lo cual, de saberse administrar y potenciar para el beneficio de las actividades de formación, representar a grandes beneficios para las instituciones educativas y sus comunidades.

El año 2022 será el momento de retorno a lo presencial, tanto en espacios laborales como académicos. Hemos tenido un par de años de vivencias marcadas por una dualidad entre los beneficios que el teletrabajo y la educación virtual traen consigo y la añoranza de retornar a lo que conocíamos como normalidad, caracterizada por la presencialidad y el contacto y la interacción directa con quienes nos rodean.

El giro ha iniciado lento, pero pronto ha tomado velocidad de adaptación. En tan solo unos a nos hemos sido partícipes de diferentes momentos históricos y de nuevo estamos ante uno de ellos: la implementación de procesos de trabajo y educación mixtos, o a lo mejor, el inicio de la nueva normalidad mixta. Por ahora, estos espacios mixtos se han venido dando debido a la adecuación de espacios físicos para el desarrollo de actividades; sin embargo, tenemos una discusión pendiente frente a los beneficios y los avances que significa mantener en el tiempo este tipo de modalidad mixta en los sectores laboral y educativo, entendiendo que la tecnología se constituye en un elemento transformador y transversal a todas las funciones que como humanidad desarrollamos y que la crisis mundial generada por la reciente pandemia es una gran oportunidad para fortalecernos en sociedad.

D. Vera-Parra y N. D. Vera-Parra, “Tecnología y sociedad, la nueva normalidad mixta,” Ing, vol. 27, no. 1, 2022. e19225. © The authors; reproduction right holder Universidad Distrital Francisco Jose de Caldas