Archivos

2017

Portada

Vol. 12, Núm. 21 (2017): arte

Solución: es un concepto que surge de un conflicto , en la interrelación entre conflicto y solución ha tenido lugar el despliegue del saber humano. La solución fluye desde la ejecución y puesta en marcha de un procedimiento con miras hacia una
verdad . Ahora bien, al comprender el
conflicto como un estado en el que oscilan dos posibilidades adversas que alteran la proyección u horizonte de algún objetivo, tiene cabida el arte como una importante posibilidad que abre el camino a un sinnúmero de formas procedimentales, transversales y sensibles del ser humano sobre el mundo.

2016

Portada

Vol. 11, Núm. 20 (2016): Arte y Conflicto

En el momento histórico que el país presencia las posibilidades de todos los campos de conocimiento para hacer parte del propósito nacional, orientado a superar décadas de conflicto interno armado están a prueba. No es menor el compromiso para la creación, el arte y la cultura.
El arte colombiano ha estado presente en el doloroso tránsito del país por la miríada de terribles momentos que han caracterizado su violencia. La mirada, la escucha, el sentir profundo de que es capaz el arte le ha permitido memoria, vergüenza, conciencia, esperanza, cuestionamiento y acción transformadora, por vía de la obra y la acción artística.
Portada

Vol. 11, Núm. 19 (2016): EL ARTE DEL CONFLICTO

A poco menos de un mes de la realización del plebiscito en que el país debe ratificar o rechazar los acuerdos de paz firmados entre el gobierno y las FARC, presentamos la primera de dos ediciones de Calle 14 dedicadas al tema de “Arte y Conflicto”. Desde la “trinchera” del arte hemos hablado y obrado en torno al conflicto en Colombia. El arte y los artistas han estado presentes, y su participación ha sido tenida en cuenta con mayor o menor importancia según los casos. En la actual coyuntura afirmamos que la visión del arte debe aportar a la reconstrucción de la sociedad, pero su aporte real no puede consistir en acompañar la fiesta. Desde el arte se ve un mundo y sus diseños se soportan en un conocimiento que la sociedad ha de reconocer, como ha de reconocer el aporte de las ciencias, para lograr un modelo a la medida de los seres humanos, sensibles, razonables, creativos. 
Ya Luis Vargas Tejada, el dramaturgo conspirador, había creado en los inicios de la república una imagen dramática de la agonía de la gran Colombia con su obra póstuma “Doraminta”, escrita desde la “cueva de la resignación”, donde permaneció cerca de un año ocultándose de la justicia por su participación en el atentado septembrino contra la vida de Bolívar. Pero la imagen visual del periodo de la independencia la construyó José María Espinoza, el “abanderado de Nariño”, con el registro pictórico de los próceres y sus batallas, indispensable a la hora de pensar la nación. No menos ocurrió con la música, que se ejecutó en campos, iglesias y salones, acompañando los ejércitos, celebrando sus acuerdos o criticando sus acciones. A lo largo de nuestra historia republicana el arte ha tenido presencia en los procesos sociales. Hoy reclamamos como un derecho, pero también como nuestro deber, un espacio para el arte en el mundo que se aproxima y respeto para las visiones que desde allí se plantean.
Portada

Vol. 11, Núm. 18 (2016): Arte y memoria

Es muy probable que, antes que la experiencia misma de la vida, lo que nos constituye y nos otorga sentido, sea la versión que podamos construir a partir de esa experiencia. Su memoria. Pero esa construcción no se da, bajo ninguna circunstancia, de manera natural o desinteresada. Todo lo contrario, el territorio que ocupa es básicamente conflictivo, hecho de pura tensión, de forcejeos sin tregua al final de los cuales se resuelve una imposición: alguien, algunos, consiguen obligar a los demás a reconocer su versión, como la versión de todos, lo que implica, en definitiva, olvidar su artificialidad básica, pasar por alto su naturaleza arbitraria y por lo tanto, perfeccionar, de manera casi siempre tácita y silenciosa, su naturalización.
Así las cosas, y en consecuencia de tamaña truculencia, los hechos y las experiencias que constituyen nuestro día a día, se nos dan de una manera que podríamos calificar de incontestable. Están ahí: ocupan su momento y su lugar, despliegan sus circunstancias. Su contundencia es tal, que el armazón entero de eso que llamamos realidad, construye sobre el poder de esa evidencia el conjunto pleno de sus estrategias y complejidades. Confianza descomunal, pues esa realidad, tan airosa y, en tantas oportunidades, tan arrogante, termina constituyéndose en mundo. En nuestro mundo. El único que, aparentemente, nos corresponde y que se nos impone en la “verdad” de la experiencia y de la memoria.

2015

Portada

Vol. 10, Núm. 17 (2015): Arte y memoria

Durante buenos años nos hemos preguntado con insistencia de qué manera el aparato educativo y cultural ha permitido, tal vez suscitado, la desmemoria, el abandono del pasado por parte de la sociedad en que vivimos.[1] Esta edición de Calle 14 y la siguiente, abordan el tema de la memoria, la historia y sus relaciones con el arte, y bien podrían llegar a plantear algunas respuestas, con la colaboración de quienes han pensado el asunto a profundidad y tienen méritos para ser tenidos en cuenta.

 
Portada

Vol. 10, Núm. 16 (2015): Arte y manifestaciones populares

La edición de este número de CALLE14 coincidió con acontecimientos de la mayor
importancia para la vida académica, como son los avances en el proceso de reforma
universitaria y los múltiples eventos de investigación que tuvieron sede principal
en la Facultad de Artes ASAB.
El II ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE INVESTIGADORES/AS SOBRE EL CUERPO
Y CORPORALIDADES EN LAS CULTURAS programó 24 mesas que sesionaron
durante la semana universitaria con gran afluencia de ponentes y participantes
nacionales e internacionales 
Portada

Vol. 10, Núm. 15 (2015): Arte y Manifestaciones Populares

Desde distintos ángulos se ha planteado la necesidad de reformar la Universidad Distrital. Los estudiantes que enfrentaron la reforma de la Ley 30 con la MANE, los docentes y administrativos que consideran vulnerada su condición en las actuales circunstancias, las directivas que están conminadas a cumplir las condiciones de acreditación, los dignatarios distritales desde el Consejo y la Alcaldía y los del orden nacional que consideran la educación pública como un fin; todos a una como en Fuenteovejuna, nos disponemos a reformar. ¿Estamos de acuerdo? Pero la reforma debe hacerse en los mejores términos. No es una arquitectura simple la que se debe transformar. Muchos apenas nos asomamos al andamiaje y otros tantos ni siquiera lo han hecho. Perviven las fuerzas que jalonan cambios inconsultos, al igual que una tradición que se afinca en los resultados de la Consultiva, que algunos quisiéramos que fuera simplemente acatada.

2014

Portada

Vol. 9, Núm. 14 (2014): Arte y política

Este es nuestro segundo número dedicado al tema “Arte y Política” y valdría la pena preguntarnos ¿por qué dos números sobre un tema que está en boca de todo el mundo? -Académicamente se trata a diario y aparece recurrentemente en periódicos, revistas y noticieros-. Lo cierto es, que el arte genera necesidades, conforma comunidades y sociedades, moldea conductas, da status, constituye identidad e incluso destaca virtudes y pude
propiciar que algunas verdades no tan reales en el imaginario colectivo, se trasformen en invenciones o quimeras.
Portada

Vol. 9, Núm. 13 (2014): Arte y política

Podemos afirmar que el arte y la política siempre han estado relacionados y que se necesitan, pero no sabemos con precisión si el arte nace de la política o la política del arte. Lo que sí se evidencia es que algunas de las grandes obras artísticas existen gracias a esta estrecha relación; desde las pirámides en Guatemala o Egipto, pasando por los misterios y auto sacramentales medievales y renacentista, la arquitectura barroca, el cine de Eisenstein, el Guernica de Picasso, el teatro brechtiano, e incluso muchos de los grandes performance o instalaciones del mundo contemporáneo.

 

Portada

Vol. 8, Núm. 12 (2014): Arte y pedagogía

Llegamos con este al número 12 de la revista de investigación Calle14, indexada en Publindex y Colciencias, y registrada en varias bases de datos nacionales e internacionales. No destacamos estos logros como un acto de orgullo, sino como el hecho grato de habernos sostenido en el medio académico, artístico y cultural, y logrado reconocimiento entre las revistas científicas dedicadas a las artes.

 


2013

Julián Camilo Briceño

Vol. 8, Núm. 11 (2013): Arte y Pedagogía

El Comité de investigación de la Facultad de Artes considera que es importante realizar un debate sobre las líneas de investigación que orientan actualmente los proyectos de la Facultad. Debatir sobre la pertinencia o no de una línea de investigación implica reconocer si en ella hay proyectos activos, si incluye tópicos diversos y si sigue los formatos propuestos por Colciencias. Lo cierto es que después de varias lidias decidimos proponerle a Calle14 realizar dos números sobre el concepto de líneas de investigación.
Portada

Vol. 7, Núm. 10 (2013): Arte, Ciudadanías y Universidad

Se afirma con frecuencia que la ciudad es una creación de los hombres. Sin embargo,
cabría preguntarse —cuando menos en un sentido figurado— si no sería lo contrario.
La ciudad tal vez sea la verdadera inventora, la constructora, la creadora de los seres
humanos. Es muy difícil imaginar, cuando menos en nuestros días, la existencia de
una persona despojada por completo de una relación con la ciudad. Aun bajo la forma
del rechazo y el alejamiento, incluso desde la repugnancia o la búsqueda de alternativas
de sociabilidad —modos de relacionarse a “escala humana”—, la ciudad aparece
como la mayor forma política de la historia.


2012

Portada

Vol. 7, Núm. 9 (2012): Arte, Ciudadanías y Universidad

La Facultad de Artes-ASAB en sus orígenes, incluso mucho antes de llegar a formarparte de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas —cuando era llamadaAcademia Superior de Artes de Bogotá—, comprendió que su compromiso era con laciudad, como una institución artística que le aporta a los bogotanos conocimiento através de las prácticas artísticas locales. Esa misión que ha querido mantener en losúltimos años como un acto de resistencia, ha hecho mella en el contexto inmediatoy, a su vez, ha tenido eco a nivel nacional e internacional, haciendo de la Facultad unnodo fundamental de las manifestaciones que desde el arte y por el arte se llevan acabo en el país.
Portada

Vol. 6, Núm. 8 (2012): La cuestión estética y la(s) estética(s) en cuestión

Calle14 presenta en esta edición su segundo número dedicado a la cuestión estética y las(s) estética(s) en cuestión, con textos que abren debate en torno a diversos temas que atraviesan las miradas sobre y desde el arte. Pero si hablamos de cuestiones estéticas, tenemos la posibilidad de reflexionar sobre “las estéticas políticas o las políticas estéticas”, sin perdernos en el laberinto ideológico de si el arte sirve para hacer política o si hay formas de la política que tienen que ver directamente con lo artístico. Lo cierto es que en el país y medio artístico, es el Estado el primero en hacer del arte un instrumento político

2011

Volumen 5, Número 7 (2011)

Vol. 5, Núm. 7 (2011): La cuestión estética y la(s) estética(s) en cuestión

Hace un año, el Comité Editorial de Calle14 hizo un llamado a investigadores y artistas para armar la sección central de dos números de la revista con los avances de sus reflexiones y pesquisas en torno a la cuestión estética, incluso si estas cuestionaban la estética misma. ¿Por qué creemos que es pertinente asumir esta —por así decirlo— provocación, y encarar unas temáticas que parecieran no ser las más urgentes enestos momentos de trabajoso despegue de la segunda década del siglo XXI?

 


Portada

Vol. 5, Núm. 6 (2011): Arte y decolonialidad (2da parte)

Este sexto número de CALLE14 aborda estudios concienzudos sobre la perspectiva y opción decolonial apoyada en los estudios culturales. Si bien en nuestro medio este tema ha comenzado a contribuir al pensamiento sobre el campo del arte y la estética (entendidos en sentido amplio: teatro, danza, literatura, plástica y música), la discusión que ha generado esta postura decolonial está todavía abierta a nuevos aportes y acercamientos.

2010

Portada

Vol. 4, Núm. 5 (2010): Arte y decolonialidad

Arte y decolonialidad es una apuesta por una perspectiva plural, que haga visibles y posibles modos de pensar, sentir y actuar, en los que la dimensión epistemológica de lo sensible no sea negada ni subordinada al conocimiento científico, y en los que, al mismo tiempo, lo sensible y el arte, en vez de ser utilizados como medio de subordinación —desde a la lógica de circulación, reproducción y exclusión, propia de la lógica del capital— sean una parte constitutiva de la emergencia de nuevos patrones civilizatorios.
Portada

Vol. 4, Núm. 4 (2010): Arte y Cultura

¿Qué valor tiene toda la cultura cuando la experiencia no nos conecta con ella? Walter Benjamin, “Experiencia y pobreza”.

Asuntos, de carácter decolonial, intercultural, pluriversal y transmoderno son abordados en varios de los textos de este número de CALLE14.


2009

Portada

Vol. 3, Núm. 3 (2009): Arte y Cultura

¿Qué se entiende por arte y cultura en Colombia y América Latina hoy? Y, ¿es posible seguir con la denominación singular —y así hegemónica— de los dos? ¿O, más bien, debemos alentar posicionamientos críticos y plurales? Es decir, “artes y culturas”, entendidos ambos como construcciones hechas dentro de un marco y una perspectiva pluriversales, que cuestionen y transgredan las premisas universalistas de arte, estética y el relacionado orden del saber, con sus significaciones moderno-coloniales elitistas y eurocentradas.
Tales preguntas y consideraciones críticas —sin duda relacionadas con la temática de este número de CALLE14— nos llevan tanto al problema de la monocultura del arte y de su saber, como al nombramiento de particularismos como “adjetivización”, diferenciación y degradación del “arte universal”.

2008

Portada

Vol. 2, Núm. 2 (2008): El museo y lo museal

El arte y el museo son dos instituciones que proceden de la misma matriz de la modernidad. Como tal, están vinculados con su proyecto, el cual se hace manifiesto en sus fines, su historia, sus concepciones de mundo, sus contradicciones, sus formas de entender el sujeto, sus prácticas de sujeción y, en general, en el ordenamiento de las esferas constitutivas de lo económico, lo social y lo cultural.

2007

Portada

Vol. 1, Núm. 1 (2007): El autor y la autoría

La vida editorial de CALLE14 inicia con el problema del autor y la autoría en las artes, con diversas aproximaciones a los debates que sugieren su redefinición en nuestra época contemporánea; redefinición diversa, amplia, heterogénea, histórica y vigente.