Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica

Garash: image and sound for a city of panic action

Autores/as

  • Fernando Guerrero

Palabras clave:

Ciudad, desconstrucción, imagen, sonido, metáfora (es).

Cómo citar

APA

Guerrero, F. (2013). Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica. Calle 14 revista de investigación en el campo del arte, 7(10), 151–160. https://doi.org/10.14483/udistrital.jour.c14.2013.1.a10

ACM

[1]
Guerrero, F. 2013. Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica. Calle 14 revista de investigación en el campo del arte. 7, 10 (oct. 2013), 151–160. DOI:https://doi.org/10.14483/udistrital.jour.c14.2013.1.a10.

ACS

(1)
Guerrero, F. Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica. calle 14 rev. investig. campo arte 2013, 7, 151-160.

ABNT

GUERRERO, F. Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica. Calle 14 revista de investigación en el campo del arte, [S. l.], v. 7, n. 10, p. 151–160, 2013. DOI: 10.14483/udistrital.jour.c14.2013.1.a10. Disponível em: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/c14/article/view/4626. Acesso em: 18 oct. 2021.

Chicago

Guerrero, Fernando. 2013. «Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica». Calle 14 revista de investigación en el campo del arte 7 (10):151-60. https://doi.org/10.14483/udistrital.jour.c14.2013.1.a10.

Harvard

Guerrero, F. (2013) «Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica», Calle 14 revista de investigación en el campo del arte, 7(10), pp. 151–160. doi: 10.14483/udistrital.jour.c14.2013.1.a10.

IEEE

[1]
F. Guerrero, «Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica», calle 14 rev. investig. campo arte, vol. 7, n.º 10, pp. 151–160, oct. 2013.

MLA

Guerrero, F. «Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica». Calle 14 revista de investigación en el campo del arte, vol. 7, n.º 10, octubre de 2013, pp. 151-60, doi:10.14483/udistrital.jour.c14.2013.1.a10.

Turabian

Guerrero, Fernando. «Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica». Calle 14 revista de investigación en el campo del arte 7, no. 10 (octubre 7, 2013): 151–160. Accedido octubre 18, 2021. https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/c14/article/view/4626.

Vancouver

1.
Guerrero F. Garash: imagen y sonido para una ciudad de acción pánica. calle 14 rev. investig. campo arte [Internet]. 7 de octubre de 2013 [citado 18 de octubre de 2021];7(10):151-60. Disponible en: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/c14/article/view/4626

Descargar cita

Visitas

250

Dimensions


PlumX


Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.
Documento sin título

GARASH: Imagen y sonido para una ciudad de acci ón pánica

Artículo de reflexión

Fernando Guerrero F Universidad de Nariño / messaggerit@hotmail.com
Licenciado en filosofía y letras de la Universidad de Nariño.

GUERRERO F, (2013) GARASCH, Imagen y sonido para una ciudad de acción pánica Calle 14, 7 (10), 93-95.

Resumen

Proponemos una ciudad leída desde el lente de transeúntes anónimos, sin huella, sin juegos endémicos, sin modulaciones estatales, en una suerte de epifanía mostrante del ser; transeúntes que emergen con sus cantos, cuerpos, acciones y gestos aún intraducibles desde las posibilidades de la escritura. Un encuentro de sensaciones y provocaciones lanzadas desde la acción pánica, en el juego melómano de los signos y acordes necesarios para una escucha diferida del andar citadino.

Palabras claves

Ciudad, desconstrucción, imagen, sonido, metáfora

GARASH: Image and Sound for a City of Panic Action

Abstract

We propose a city read from the anonymous lens of the passerby, leaving no trace, without endemic games, without state modulations, in a sort of epiphany of being; pedestrians emerge with their songs, bodies, actions and gestures, which are still untranslatable with the possibilities of writing. A meeting of sensations and provocations launched from a panic action, in the melomaniacal game of the signs and chords that are needed for a deferred listening of the city steps.

Key Words

City, deconstruction, image, sound, metaphor

GARASH: Image et son pour une ville d'action panique

Résumé

Nous proposons une ville lue depuis le regard des passants anonymes, sans trace, sans jeux endémiques, sans modulations étatiques, dans une sorte d'épiphanie montrant de l'être ; les passants qui émergent avec leur chants, leurs corps, actions et gestes encore intraduisibles par l'écriture. Une rencontre de sensations et de provocations lancées depuis l'action panique, dans le jeu mélomane des signes et accords nécessaires pour une écoute en différé de la démarche citadine.

Mots clés

Ville, déconstruction, image, son, métaphore Fernando Guerrero, Sommelier

Garash: Imagem e Som para uma Cidade de Ação Pânica

Resumo

Propomos uma cidade lida desde a lente de transeuntes anônimos, sem digital, sem jogos endêmicos, sem modulações estatais, em uma sorte de epifania apresentadora do ser, transeuntes que emergem com seus cantos, corpos, ações e gestos ainda intraduzíveis desde as possibilidades da escrita. Um encontro de sensações e provocações lançadas desde a ação pânica, no jogo melomano dos signos e acordes necessários para uma escuta diferida do andar citadino.

Palavras -chave

Cidade, desconstrução, imagem, som, metáfora

GARASH: LLUNCHISKA Y UIARRII IURRA RRUNAKUNA KAUGSADIRRU ATUN ALPAMANDA MANCHARRII

Uchullaiachi

Ninakunchi sug alpa rrurrangapa sug runakunamana sutikunau ialigkunamandata kauaspa mana ñima sakispa, mana ñimaua pugllaspa, mana atun alpamanda kaugsagkunata kauagkunata trrukaspalla, suma kauachirrispa kikinkunasina; ialinkuna purrigkunapaikunapa takiiua, rrunasina, rrurraikunaua i imasa munaska ñauiua kauai kunankama manarra kilkaskakuna iachaskakuna Sug tarrinakui iuiachiikuna, uapiarriikuna manchaimandata kauachiskakuna, signokuna pugllaikunapi animurriska, y ministirri sug uiailla sakiskata uiangapa atun alpapi kaugsag purrigta uiangapa. Rrimanakui Iurra rrunakuna kaugsadirru Atun alpa, uagllichi, imagen, uiarri, paisina

Recibido el 13/02/2013 Aceptado el 18/04/2013

Podríamos jugar un poco entre lectura y velos de imagen, digamos. Invito a pinchar este enlace antes de ser provocado por: http://www.youtube.com/watch?v=K38ssL0yeTE&list= UUnuNC8LiycvjARqWquguVVQ&index=10&feature= plcp

(Primera provocación - Imagen)

http://www.youtube.com/watch?v=sBMZmNsZBss&feature= bf_next&list=UUnuNC8LiycvjARqWquguVVQ

Que la ciudad sea un espacio de tránsito es y ha de ser una constante de la creación artística… las voces, susurros, imágenes y acordes citadinos son parte de la materia en creación que el artista va transmutando, traduciendo entre trazo, pincelada, registro sonoro o visual que lo acoge. Una fotografía congela lo que se mueve en las memorias que la traducen, pero esa fuerza, el acontecer mismo del instante entre luz y materia, provoca la desmesura misma de la memoria, la ruptura de la ley del buen ciudadano, el desencantamiento del mito y la renovación de los fundamentos en los cuales una ciudad se sustenta. El orden se hace caótico, el movimiento telúrico de las masas se agita en cada paso de alguien que irrumpe en la elasticidad de las horas, en la fragilidad de los tiempos del ver y del verse en la ciudad… un hombre, una mujer, un objeto salido del espacio y del tiempo de lo cotidiano pueden a la vez ser la irrupción y emergencia de la poesía, el deseo de traducir en palabras lo que la mente ya no soporta, aquel velo fílmico en el cual todo pareciera que se mira desde una silla de teatro. Lo recordado del juego poelítico de la imagen genera la tensión necesaria para sacudir el mundo en imágenes que rodea al transeúnte.

Un juego arlequinesco y a la vez oracular en el cual el lente registra una historia, es atravesado por el movimiento de la intensidad onírica y de la plasticidad misma en la cual una obra se crea. La obra no retorna a los orígenes, y si ha de hacerlo, simplemente busca los modos para desatar lo incontenible del origen mismo. Estas tensiones entre ciudad y transeúnte, estos tópicos generados entre pulsaciones metalmecánicas y acústicas familiares expuestas en el trasluz de la calle, van generando la búsqueda de esa otra familiaridad con los silencios y escándalos que en la ciudad se evidencian. Se vive la historia de lo invisibilizado, pero a la vez se vive la excedencia de visibilidad en la negación de las imágenes, en el juego nuclear de creer que el mundo se contiene en una imagen. Es quizás el riesgo del artista el desnuclear esas situaciones de ciudad, el irrumpir, desarticular, desconstruir los velos institucionales en los que la ciudad pareciera o disimularía sostenerse. Que la fotografía –en principio– sea el registro de la luz en la velocidad del instante permite una apertura tangencial en las lecturas de ciudad –para este y otros casos– y es ahí donde el graffein (la capacidad de hacer escrituras en movimiento desde la captura del instante), es ahí donde GARASH propone la irrupción de la violencia psíquica al atravesar los fantasmas de la memoria, sacudir la ruana, el telar, los chumbes, las fajas, el cuerpo erotizado y la erotización de los cuerpos, todos los factos y artefactos en que se genera la autoinmunidad simbólica del yo (Mazzoldi), los cuales aparecen y desaparecen mientras se transita entre estos y otros espacios incontenibles de la ciudad.

Flashback:

http://www.youtube.com/watch?v=5oMP-nVjT5U&- feature=autoplay&list=UUnuNC8LiycvjARqWquguVVQ& playnext=1

GARASH: (Segunda provocación – Sonido)

http://www.youtube.com/watch?v=k9VSoSTStBo&feature= bf_next&list=UUnuNC8LiycvjARqWquguVVQ

Cuerpo sonoro o cuerpo escrito de sonidos, incorporación de la voz y del otro en la voz... salida, apertura, cierre, creación y desmesura del espacio en la musicalidad dada en el trazo, en el gesto, en la apertura de los cuerpos puestos en escena al caminar, transitar y desconocerse en la travesía trans-urbana. Sonidos e imágenes cuya provocación altera el cuerpo mismo del ritmo citadino… Si hubiese la posibilidad de abrir en el espacio una fisura musical que atraviese tiempos y materia, seguramente el cuerpo sonoro de un colectivo artístico generaría no tan solo la fisura del espacio, sino que tensionaría la temporalidad misma de los que llegan a observar una obra, el cuerpo musical de una obra en el cual se disemina un sísmico pensar colectivo. Sísmico pensar colectivo que desajusta los tiempos de la escucha, desmitifica el cuerpo de la ciudad: un cuerpo para la ciudad y la incorporación de la ciudad en el cuerpo… sísmico pensar de una comunidad acéfala, comunidad de seres solitarios cuyos ritmos de escritura deconstruyen la capacidad invisibilizadora generada por la excedencia de realidad en la norma pública, en la ley del buen ciudadano y en la ciudadanía establecida en el marco de una ley cuyo orden y libertad vetan la sismicidad del artista telúrico, quien atraviesa la tierra misma desde donde lanza la obra, desde donde expone la musicalidad de lo que compone un cuerpo hecho desmesura en la representación que lo contiene…. …la fantasmática urbana vuelta espacialización del sonido entre calles y miradas…

http://www.youtube.com/watch?v=-DC8YtZptoQ&- feature=autoplay&list=UUnuNC8LiycvjARqWquguVVQ& playnex …

un acto acústico donde el velo del cuerpo se deshace y transforma en corpus, fondo y herida en la apertura del mundo que le acoge al abrir la melodía difusa del instante, ese ritmo diferido y esa pulsación erotizante del contacto entre dos o más transeúntes. De ahí que la cópula entre imagen y sonido, entre transeúnte e historia, permitan entramar una red de voces sacudiendo el lienzo estéril de algunas instituciones, provocando la apertura de las academias a espacios de escucha, sonorización y visibilización, donde el onirismo melódico dado en la traza, la grafía y la obra en sí, abran otras posibilidades de escucha, lectura y traducción de una ciudad inmanente a sus silencios. A diferencia de la melodía órfica, el sonido aeónico propuesto en este lance de acciones pánicas llamadas GARASH dejará abrir esos espacios limites donde la complicidad del espacio con el azar, el levantamiento de las fuerzas sísmicas y la potencia de creación del autor de una obra hallarán una espacialidad cuya apertura en el tiempo genera la irrupción del arte en la travesía de los simbólico y lo imaginético de la ciudad. Queda en el sonido una posibilidad y en las manos quedan los acordes disimulados de una historia atemporal por traducirse, por contarse, por hablarse…

(Tercera provocación – Acción pánica)

http://www.youtube.com/watch?v=bsFAiN_aQV4&feature= bf_next&list=UUnuNC8LiycvjARqWquguVVQ

Que el cuerpo sea un puente de mundos (chakana, dirían las comunidades andinas) es en sí ya una apertura, una invitación, una entrada al cuerpo del otro en la desmesura que provoca el encuentro. Quizás el arte sea un modo de salir del cuerpo mismo del arte, del cuerpo del arte en el cuerpo del que crea obra a través de lo que se ha querido llamar una experiencia estética… el ethos de lo estético y su apertura en la temporalidad de espacio hacen posible que lo imposible, trazado en el cuerpo escrito del artista, acontezca de manera diferida al momento del encuentro con el transeúnte, quien lo escolta, quien lo escucha de otro modo, desde otras acústicas posibles… un transeúnte decapitado por la implosión de sentidos, un transeúnte singular y lejano, un flâneur del sentido desprovisto de cortezas y memorias en las cuales claudica su aparecer... la representación y su crudeza visible, esa alquimia en la cual se transmuta el cuerpo, se transgrede la norma, se violenta el espacio y la ley, ese sin-signo que se abre por entre el cuerpo y la mirada, ese abrirse entre dos mundos y la diseminación del espacio por el pulso y el latido de quien acoge lo infinito del mundo del otro en la distancia que los relaciona. Intervalo… la saturación de sentido dado a un cuerpo-obra puede conciliarse de algún modo, no todo es académico, no todo es empírico, el empirismo ectópico del cara a cara y la agudeza sísmica del gesto en una acción pánica abren otras posibilidades de traducir tiempo-espacio-memoria-palabra.

Lo pánico no se confundiría aquí con el mimetismo televisivo dado en la agresión hacia el otro, ni tampoco cabría el hermetismo filosófico de una búsqueda de sentido posible en la desnucleación del sentido dado en el otro. Quizá sea lo pánico ese modo de internarse en la violencia psíquica declarada y evocada en el contacto con los transeúntes… lo pánico es también la gelidez del tacto en el fulgor de la caricia, o la erotización tanática de un extraño, de un vagabundo, el sin nombre y enmascarado que atraviesa la temporalidad y presencia del que recibe en su visión el mundo que le ofrece. La oferta tele-visionaria cruza el eco órfico de esta demanda de acción pánica, el otro pro-voca apertura y, a su vez, es distancia incontenible en la memoria, en los gestos, y el levantamiento de la piel al descubrir el onirismo dilatado en un mundo de imágenes y sonidos para el pánico y la apertura de sus límites.

GARASH: http://www.youtube.com/watch?v=q5NMnIc4ZjU&feature= bf_next&list=UUnuNC8LiycvjARqWquguVVQ