Cerrar ciclos, suscitar espirales

Cycles eliciting spirals

  • Sergio A. Rojas Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Resumen (es_ES)

Cerrar ciclos, suscitar espirales (Nota Editorial)

Resumen (en_US)

Cycles eliciting spirals (Editor's Note)

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Referencias

Rojas, S. A. “El Quehacer de los Editores: ¿Vocación o Profesión?”. Ingeniería, vol. 18, núm. 2, pp. 3-4, Jul. 2013.

Rojas, S. A. “Resúmenes estructurados: Rápidos y furiosos”. Ingeniería, vol. 20, núm. 2, pp. 163-166, Jul. 2015.

Rojas, S. A. “Guía breve sobre tipificación de artículos en INGENIER´IA”. Ingeniería, vol. 21, núm. 3, pp. 255-259,

Sep. 2016.

Bohórquez, L.E.; Rojas, S. A. “Paz, complejidad e ingeniería”. Ingeniería, vol. 22, núm. 3, pp. 304-305, Sep. 2017.

Google Scholar, Perfil Revista INGENIERÍA, Universidad Distrital Francisco José de Caldas. 2017. [En línea].

Disponible en: https://scholar.google.com/citations?user=sUM9brMAAAAJ&hl=en (Última consulta: mayo 19 de 2018)

Rojas, S. A. “Excluidos sin justa causa”. Ingeniería, vol. 23, núm. 1, pp. 4- 6, Ene. 2018.

Rojas, S. A. “Reingeniería a la Revista INGENIERÍA”. Ingeniería, vol. 15, núm. 1, pp. 3-4, Ene. 2010.

Cómo citar
Rojas, S. A. (2018). Cerrar ciclos, suscitar espirales. Ingeniería, 23(2), 113-116. https://doi.org/10.14483/23448393.13388
Version sin diagramar
Publicado: 2018-05-31
Sección
Editorial

Hace poco me encontraba frente al computador elaborando el borrador de una de las recientes carátulas de la Revista, que trataba sobre una postal hipotética del planeta Tierra visto desde la superficie solar. Sucedió que mi hijo de ocho años al verme, con una gran curiosidad me preguntó qué estaba haciendo. Le respondí: “trabajo en un dibujo para inspirar a las personas a hacer del mundo un lugar mejor; es una metáfora. ¿Recuerdas que el otro día estudiamos lo que significaba una metáfora?”. Asintió vacilante, quizás porque no recordó lo que significaba; pero en cambio exclamó entusiasmadísimo: “¡yo también quiero trabajar como tú!” e inmediatamente fue por papel y colores, y comenzó a garabatear y pintar su propio dibujo, que con su gracia infantil, percibí más sincero, más audaz, más colorido que el mío. Entendí que en ese momento había logrado inspirarlo, que durante ese instante el mundo fue un poquito mejor y que episodios como este eran pequeñas recompensas inesperadas para mi trabajo como editor de revista científica.

Precisamente durante este tiempo como Editor de la Revista INGENIERÍA he tenido la fortuna de reconfortarme con varias de estas pequeñas recompensas inesperadas, encontradas en palabras de autores, de evaluadores, de editores y lectores, que han hallado en esta labor motivos de gratitud, de reconocimiento y sobre todo, de motivación. A pesar de que el oficio de editor es muchas veces incomprendido y subvalorado, como lo he expresado en varias ocasiones [1], aquellos que lo asumimos con pasión sabemos que nuestro trabajo discretamente contribuye a consolidar los espacios idóneos (Transparentes, imparciales, diligentes, atentos, distintivos) a fin de que los investigadores puedan comunicar sus avances; esos que en una medida u otra, contribuyen a hacer del mundo un lugar mejor.

Lastimosamente en este mismo rol también he tenido que enfrentar grandes decepciones, reclamos infundados, valoraciones injustas de los logros de la Revista y más recientemente, el devenir del cierre de mi ciclo como editor de esta, no por voluntad propia sino por designio intempestivo y unilateral de parte de las autoridades administrativas de la Universidad.

He procurado asumir esta última afrenta de manera estoica, buscando explicación en las dinámicas propias del servicio público, caracterizadas por ciclos periódicos de gestión a través de los cuales las instituciones prevalecen sobre los funcionarios que las presiden. Y dado que considero que uno de los mejores logros alcanzados por la Revista INGENIERÍA ha sido forjar su institucionalidad como medio respetable de comunicación científica dentro de la Universidad, confió en que los aciertos, desatinos y expectativas enmarcados dentro de mi gestión, contribuyan no a cerrar un ciclo, más bien a suscitar un espiral de crecimiento que la conduzca a consolidarse en el lugar que se merece. Dicho ciclo abarco innovaciones, traspiés y perspectivas, que a manera de balance, me permitiré resumir y comentar brevemente a continuación.

Comenzaré por el plano de las innovaciones, que considero han aportado positivamente al crecimiento y reconocimiento de la Revista:

  • Cambio de tamaño y formato de maquetación (2010), implementación del sistema OJS para gestión de contenido y revisión por pares en línea (2012) y diseño de plantillas de autor en LaTeX (2013);

  • Primera revista de ingeniería colombiana en adoptar el resumen estructurado [2], organizado acorde con las siguientes unidades informativas etiquetadas: Contexto, Métodos, Resultados, Conclusiones, Palabras clave, Agradecimientos (vigente desde 2016)

  • Indexación en las siguientes bases de datos bibliográficas: DOAJ (desde 2016), EBSCO (desde 2014), Google Scholar (desde 2015), Redalyc (desde 2017), Scielo (desde 2015), Publindex B (dic. 2014- sep. 2017);

  • Fortalecimiento de criterios editoriales para asegurar estándares más altos de divulgación científica; en el año anterior, 2017, la tasa de aceptación fue del 45 %, la proporción de autores externos a internos fue del 51 %, la proporción de revisores externos a internos fue del 83 %, el tiempo promedio de evaluación fue de ocho semanas, el tiempo promedio de producción fue de 12.6 semanas;

  • Aumento de frecuencia de publicación a trianual (desde 2016); aplicación de filtro anti-plagio Turnitin durante la postulación (desde 2015); asignación de sistema de identificación DOI para garantizar mayor visibilidad y acceso permanente (desde 2015);

  • Cumplimiento de publicación oportuna y además anticipada al calendario de publicación desde Vol. 20, Num.1 (2015); emisión periódica de boletines de noticias con novedades y estadísticas de cada número (desde 2014);

  • Re-tipificación de artículos aceptados por la revista [3]: Investigación, Metodología, Revisión, Perspectiva, Reporte de Caso, Editoriales, Cartas al Editor, Artículo Invitado (2016); organización del contenido por secciones temáticas (2016), [4].

  • Aumento sostenido de las citas recibidas por la Revista en los últimos años1. Las estadísticas de citación, según Google Scholar son: 76 (2015), 162 (2016), 186 (2017), 43 (mayo de 2018), 560 (desde 2013), 695 (total), consultar [5] para mayor información.

Ahora bien, en el plano de los traspiés, el más desolador fue el desconocimiento por parte de COLCIENCIAS del cumplimiento de la Revista respecto a los criterios de su nuevo modelo de evaluación, en la reciente convocatoria adelantada en mayo de 2017. Lo anterior con base en el absurdo argumento sobre la conveniente validación cruzada de la exogeneidad de los autores mediante el sistema CvLAC, una plataforma completamente ajena a Publindex donde la Revista no tiene injerencia alguna ni posibilidad de actualización de información. Ante tamaño injusticia, como lo anuncié en su momento [6] apelamos a la vía gubernativa, a la cual como respuesta luego de revisar el material impreso (que es exactamente el mismo digital que fue registrado en Publindex), COLCIENCIAS finalmente reconoció que la Revista en efecto cumple con los criterios de calidad para ser clasificada, pero caprichosa e inexplicablemente, se reafirma en que a pesar de ello, no procederá a reversar su decisión 2.

De cualquier modo, el hecho de que COLCIENCIAS haya reconocido el mérito de la Revista INGENIERÍA, así no haya tenido el decoro de oficializarlo, me da la tranquilidad personal de que este atropello no fue a causa de negligencia de mi gestión, sino a la incoherencia y porfía de los funcionarios encargados de dicha convocatoria. Seria inaudito por demás, que este hubiese sido el motivo que precipitase a las directivas de la Facultad a cerrar mi ciclo al frente de la Revista; prefiero intuir que no hubo suspicacia en el lacónico “se ha resuelto por esta nueva administración generar una nueva dirección para la revista”, que me fue notificado oficialmente.

Pasando al plano final, el de las expectativas, quedan varias ideas en remojo. Mencionaré algunas que, a manera de sugerencia, eventualmente puedan ser contempladas en los nuevos planes de la Revista: ampliación del espectro de ejes temáticos de interés; proyección regional hacia audiencias de países latinoamericanos; transición gradual a publicación en inglés; transformación a modelo de publicación incremental por artículo editado y producido; publicación exclusivamente en línea para evitar retrasos de impresión; consolidación y ampliación de secciones especializadas coordinadas por editores de sección expertos con reconocida trayectoria en sus áreas; realimentación periódica de crecimiento y desempeño mediante análisis bibliométrico; activación y operación rutinaria de redes sociales de la Revista, así como medición de indicadores alternativos de visibilidad; y por último, concepción de un modelo imparcial de unificación de revistas tanto endógenas como interinstitucionales.

Fueron ocho años transcurridos desde que inicié la honrosa labor de Editor General [7], lapso de crecimiento mutuo tanto de la Revista como de mi perfeccionamiento profesional, pues aprendí mucho más de lo que vislumbré cuando emprendí esta aventura. El conocimiento y pericia ganados en mi vocación editorial son por supuesto un aporte al capital intelectual de la Universidad Distrital FJC, y en tal sentido, estará a su entera disposición en caso de que sea considerado útil o beneficioso en nuevos escenarios que se avecinen.

Quisiera terminar expresando mi sincero agradecimiento a las personas que apoyaron y creyeron en esta propuesta; el espacio es muy corto para nombrarlos a todos, pero los editores, autores, evaluadores, los mismos lectores, los gestores y colaboradores que me acompañaron en las labores editoriales, sabrán que me refiero a cada uno de ellos al leer esta nota editorial. Que a propósito revela cierta coloridad melancólica fuera de lo común para estos espacios y que pretendo me sea dispensado ante la desazón de la noticia, pues seguro no la tendría de haberse producido en circunstancias consensuadas. Al equipo editorial de relevo, encabezado por el profesor Nelson Días, le deseo afablemente la mejor de las suertes y renovado empeño. Sin más rodeos, me despido invitando a toda la comunidad académica a continuar respaldando a la Revista, a la que auguro aún mayor reconocimiento y prestigio futuro, como emblema de un encomiable triunfo colectivo.

Bogotá, mayo 19 de 2018

Referencias

  1. [1] Rojas, S. A. “El Quehacer de los Editores: ¿Vocación o Profesión?”. Ingeniería, vol. 18, núm. 2, pp. 3-4, Jul. 2013.
  2. [2] Rojas, S. A. “Resúmenes estructurados: Rápidos y furiosos”. Ingeniería, vol. 20, núm. 2, pp. 163-166, Jul. 2015.
  3. [3] Rojas, S. A. “Guía breve sobre tipificación de artículos en INGENIERÍA”. Ingeniería, vol. 21, núm. 3, pp. 255-259,Sep. 2016.
  4. [4] Bohórquez, L.E.; Rojas, S. A. “Paz, complejidad e ingeniería”. Ingeniería, vol. 22, núm. 3, pp. 304-305, Sep. 2017.
  5. [5] Google Scholar, Perfil Revista INGENIERIA, Universidad Distrital Francisco José de Caldas. 2017. [En línea]. Disponible en: Disponible en: https://scholar.google.com/citations?user=sUM9brMAAAAJ&hl=en (última consulta: mayo 19 de 2018)[Link]
  6. [6] Rojas, S. A. “Excluidos sin justa causa”. Ingeniería, vol. 23, núm. 1, pp. 4- 6, Ene. 2018.
  7. [7] Rojas, S. A. “Reingeniería a la Revista INGENIERÍA”. Ingeniería, vol. 15, núm. 1, pp. 3-4, Ene. 2010.
S. Rojas, “Cerrar ciclos, suscitar espirales“, Ingeniería, vol. 23, no. 2, pp. 113-116, 2018. The authors; reproduction right holder Universidad Distrital Francisco José de Caldas. DOI: https://doi.org/10.14483/23448393.13388
1En efecto, el estudio mediante técnicas bibliométricas de los indicadores de la Revista para el periodo 2010-2017, confirma un comportamiento de crecimiento positivo; tal estudio ha sido postulado para evaluación por pares, a la espera de una próxima publicación..
Como consta en oficio 20183000058023 de Marzo 05 de 2018 emitido por COLCIENCIAS.