Editorial

Autores/as

  • Octavio José Salcedo Parra Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Cómo citar

APA

Salcedo Parra, O. J. (2007). Editorial. Ingeniería, 13(2), 1. https://doi.org/10.14483/23448393.2661

ACM

[1]
Salcedo Parra, O.J. 2007. Editorial. Ingeniería. 13, 2 (nov. 2007), 1. DOI:https://doi.org/10.14483/23448393.2661.

ACS

(1)
Salcedo Parra, O. J. Editorial. Ing. 2007, 13, 1.

ABNT

SALCEDO PARRA, O. J. Editorial. Ingeniería, [S. l.], v. 13, n. 2, p. 1, 2007. DOI: 10.14483/23448393.2661. Disponível em: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/reving/article/view/2661. Acesso em: 13 abr. 2021.

Chicago

Salcedo Parra, Octavio José. 2007. «Editorial». Ingeniería 13 (2):1. https://doi.org/10.14483/23448393.2661.

Harvard

Salcedo Parra, O. J. (2007) «Editorial», Ingeniería, 13(2), p. 1. doi: 10.14483/23448393.2661.

IEEE

[1]
O. J. Salcedo Parra, «Editorial», Ing., vol. 13, n.º 2, p. 1, nov. 2007.

MLA

Salcedo Parra, O. J. «Editorial». Ingeniería, vol. 13, n.º 2, noviembre de 2007, p. 1, doi:10.14483/23448393.2661.

Turabian

Salcedo Parra, Octavio José. «Editorial». Ingeniería 13, no. 2 (noviembre 30, 2007): 1. Accedido abril 13, 2021. https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/reving/article/view/2661.

Vancouver

1.
Salcedo Parra OJ. Editorial. Ing. [Internet]. 30 de noviembre de 2007 [citado 13 de abril de 2021];13(2):1. Disponible en: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/reving/article/view/2661

Descargar cita

Visitas

80

Dimensions


PlumX


Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Editorial

Ingeniería, 2008-00-00 vol:13 nro:2 pág:1-2

Más PIB Para Investigación , Ciencia, Tecnología y Educación

Octavio J. Salcedo Parra
Director


En estos últimos tiempos se ha profundizado el interés por la calidad en la universidad y casi todos los programas de pregrado y postgrado han empezado sus procesos de autoevaluación con miras a acreditación. Por su parte las universidades se han metido en una desenfrenada carrera por acreditaciones institucionales y certificaciones de calidad. Cambios en los planes de estudio, ampliación de las plantas docentes, más maestros y doctores en la universidad y mejores presupuestos para investigación, en la suma de las universidades colombianas parecen buenos resultados a partir de las sugerencias de los pares evaluadores.

Sin embargo, hay un par de situaciones que vale la pena mencionar. Por una parte pese al avance de la universidad colombiana aún está muy lejos de ser de primer nivel entre las latinoamericanas dominadas por México y Brasil y más lejos de las del primer mundo. De otra parte pese al notorio avance en la en la discusión sobre pedagogía, evaluación y las competencias de nuestros profesionales seguimos pecando de un distanciamiento entre el individuo y la sociedad.

A partir de allí bien podríamos preguntarnos cómo la universidad mexicana y brasilera pudieron convertirse en universidades de élite a nivel mundial, por encima de muchas europeas, a partir de la constitución de universidades públicas que creen en la transmisión y generación de conocimiento que ha contribuido a la solución de sus problemas o por lo menos a abordarlos. Es innegable la contribución al pensamiento social latinoamericano de la escuela mexicana y sus avances en historia, política, sociología y antropología como también lo es el modelo brasilero de planificación rural y urbana. Esos son aportes a partir de la problematización en contextos propios y específicos. Mientras allá apuntan a cómo planificar mejor las ciudades, nosotros todavía peleamos por más presupuesto para la universidad o si nuestros artículos van en revistas indexadas o no.

La otra inquietud tiene que ver con el evidente fraccionamiento entre el profesional que trabaja o crea empresa y el resto de las dimensiones individuales que parece deben olvidarse mientras formamos a nuestros profesionales. En tal dirección nuestra sui géneris mezcla de educación de universidad basada en disímiles competencias no ha entendido que las competencias yacen sobre un tipo de mirada de los individuos. Así, hay unas disciplinares (sociológicas, lingüísticas, psicológicas) otras político-laborales y técnicas, otras de la formación para la vida y unas más filosóficas, las cuales miran al individuo desde su dimensión de interés.

Esa mirada, casi siempre jerarquiza una dimensión sobre las otras cometiendo un error acorde con la construcción del conocimiento desde la edad moderna: el individuo y el colectivo son multidimensionales y tomas decisiones en la interacción de esas múltiples dimensiones. Entonces que el ingeniero piense sólo en la ingeniería, el cirujano en la técnica de la cirugía y el músico en su instrumento es consecuencia de creer que una carrera es mejor que otra porque es más o menos científica» o «seria» cuando es claro que mejores carreras no hacen mejores individuos, ni mejores planes de estudios hacen mejores profesionales. Los mejores profesionales son aquellos individuos felices que son capaces de reflexionar sobre la relación del conocimiento con su persona y con el colectivo y entonces generan nuevo conocimiento que sirve para todos.

Los buenos profesionales y / o ciudadanos construyen sus procesos en relación con el entorno, pero es muy difícil tener en cuenta una visión glo-cal cuando durante nuestra formación de pregrado se desconocieron otros saberes y otras formas de conocimiento, método y práctica. Visto así, el camino no es del todo certero, pero mirar ejemplos como el mejicano o el brasilero, donde sus sociedades padecen similares problemas es tener esperanza que sí se pueden hacer cosas desde y para la academia. Entonces ¿hacia dónde mirar?, ¿en dónde buscar? y ¿cómo buscar?

Octavio J. Salcedo Parra
Director


Creation date:

Artículos más leídos del mismo autor/a

1 2 > >>