¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010)

¿About what and how have researchers investigated on evaluation of learning processes during the last five years? State of the art research (2005-2010)

Autores/as

  • María Fernanda Torres Colegio Distrital San Cristóbal Sur
  • Esther Julia Cárdenas Colegio Distrital San Cristóbal Sur

Palabras clave:

Learning evaluation, internal evaluation, external evaluation, written language, politics of evaluation (en).

Palabras clave:

Evaluación de los aprendizajes, evaluación interna, evaluación externa, lengua escrita, políticas de evaluación (es).

Biografía del autor/a

María Fernanda Torres, Colegio Distrital San Cristóbal Sur

Licenciadas en lingüística y literatura de la Universidad Distrital FranciscoJosé de Caldas. Aspirantes a Magister en Pedagogía de la Lengua Materna de la misma universidad. Docentes de Lengua Castellana delColegio Distrital San Cristóbal Sur.

Esther Julia Cárdenas, Colegio Distrital San Cristóbal Sur

Licenciadas en lingüística y literatura de la Universidad Distrital FranciscoJosé de Caldas. Aspirantes a Magister en Pedagogía de la Lengua Materna de la misma universidad. Docentes de Lengua Castellana delColegio Distrital San Cristóbal Sur.

Referencias

Atorresi, A. (2005). “Construcción y evaluación de consignas para evaluar la escritura como competencia para la vida .En Revista Enunciación No.10. 4 14 Bogotá D.C.

Cerda, H. (1998). Los elementos de la investigación. Bogotá D.C.: Ed. El Búho

Cifuentes, W. (2008). ”La evaluación en el proceso de la descripción a la argumentación en la relación lenguaje estético – cotidianidad del estudiante”. Informe de investigación no publicado. Bogotá D.C.: IDEP,

Figueroa, M. (2007). ”La evaluación: del pasado al presente”. Educere: Revista Venezolana de Educación. Año 11 No. 38. 419-426. Recuperado el 28 de abril de 2010 de la base de datos Dialnet

González, M. & Pinto, B. (2008). “Política y realidad: un análisis sobre la evaluación interna en lengua castellana”. En Revista Enunciación No. 13. 45-52.Bogotá D.C.: Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Herrera, P.A., Gámez, P.A., Torres, A., Corredor, J.C. & Quintero, F. (2008). “¿Qué pensamos cuando evaluamos? La evaluación al tablero”. En Revista Enunciación No. 13, 38-44. Bogotá D.C.: Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Jurado, F. (2005). “El concepto de competencia en los contextos de evaluación externa: un estudio de caso”. En Revista Enunciación No. 10. 22-30.Bogotá D.C.: Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Lamadrid, G.J (2007). “Evaluación de la lectura y la escritura”. Tesis de grado sin publicar. Pontificia Universidad Javeriana. Carmen de Bolívar: Colombia

López, G. & Rodríguez, M.(2003). “La evaluación alternativa: oportunidades y desafíos para la evaluación de la lectura”. En Revista Mexicana de Investigación Educativa, vol. 8, núm. 17. 67-98

Moncayo, A., Castillo, C.M. & Tabares, L.G. (2006). “Prácticas de evaluación de la lectura y la escritura ¿inciden los contextos rural y urbano?” Tesis no publicada. Pontificia Universidad Javeriana. Santiago de Cali, Colombia.

Pérez, F. & Líévano, M. (2009). “Prácticas de evaluación escolar en el aula de Bogotá. Estudio estadístico del IDEP sobre las prácticas evaluativas de los docentes oficiales de Bogotá”. Informe de investigación no publicado. Bogotá. 39 p.

Pérez, M. & Blandón, F. (2008). “La evaluación como investigación. Una propuesta de experimentación en el aula”. Informe de investigación no publicado. IDEP y Fundación Universitaria Monserrate, Bogotá, Colombia

Puentes, L.A. (2009). “Tensiones y distensiones en la práctica evaluativa”. Tesis de maestría no publicada. Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia. Recuperado el28 de abril de 2010 en http://www.javeriana.edu.co/biblos/tesis/educacion/tesis 27.pdf

Ribas, T (2003). “La regulación del proceso de composición escrita en grupo: análisis de la utilización de pautas de revisión”. En: Camps, A El aula como espacio de investigación y reflexión (pp 51-68) España: Editorial Grao

Rodríguez, J. (2009). ”Levantamiento del estado del arte en evaluación educativa en los ámbitos distrital, nacional y algunos casos internacionales”. Informe de investigación no publicado. IDEP, Bogotá, Colombia.

Rodríguez, T., Pachón, P. & Rodríguez, H. (2008). “Proyecto de Investigación sobre Evaluación Colegio INEM Santiago Pérez”. Informe de investigación no publicado. IDEP, Bogotá, Colombia Sánchez, T. (2008). ”Aproximación a un estudio genealógico de la evaluación educativa en Colombia, segunda mitad del siglo XX”. Tesis de doctorado sin publicar. CINDE – Universidad de Manizales. Manizales, Colombia. Recuperado el 28 de abril de 2010 en

http://www.umanizales.edu.co/ceanj/tesis/TesisTomasSanchez.pdf

Sellés, P. (2006). “Estado actual de la evaluación de los predictores y de las habilidades relacionadas con el desarrollo inicial de la lectura”.En Revista Aula Abierta No. 88 53-72. Recuperado el 28 de abril de 2010 de la base de datos Dialnet.

Cómo citar

APA

Torres, M. F., y Cárdenas, E. J. (2010). ¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010). Enunciación, 15(1), 145–160. https://doi.org/10.14483/22486798.3109

ACM

[1]
Torres, M.F. y Cárdenas, E.J. 2010. ¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010). Enunciación. 15, 1 (ene. 2010), 145–160. DOI:https://doi.org/10.14483/22486798.3109.

ACS

(1)
Torres, M. F.; Cárdenas, E. J. ¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010). Enunciación 2010, 15, 145-160.

ABNT

TORRES, M. F.; CÁRDENAS, E. J. ¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010). Enunciación, [S. l.], v. 15, n. 1, p. 145–160, 2010. DOI: 10.14483/22486798.3109. Disponível em: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/enunc/article/view/3109. Acesso em: 27 ene. 2023.

Chicago

Torres, María Fernanda, y Esther Julia Cárdenas. 2010. «¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010)». Enunciación 15 (1):145-60. https://doi.org/10.14483/22486798.3109.

Harvard

Torres, M. F. y Cárdenas, E. J. (2010) «¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010)», Enunciación, 15(1), pp. 145–160. doi: 10.14483/22486798.3109.

IEEE

[1]
M. F. Torres y E. J. Cárdenas, «¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010)», Enunciación, vol. 15, n.º 1, pp. 145–160, ene. 2010.

MLA

Torres, M. F., y E. J. Cárdenas. «¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010)». Enunciación, vol. 15, n.º 1, enero de 2010, pp. 145-60, doi:10.14483/22486798.3109.

Turabian

Torres, María Fernanda, y Esther Julia Cárdenas. «¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010)». Enunciación 15, no. 1 (enero 1, 2010): 145–160. Accedido enero 27, 2023. https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/enunc/article/view/3109.

Vancouver

1.
Torres MF, Cárdenas EJ. ¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluación de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010). Enunciación [Internet]. 1 de enero de 2010 [citado 27 de enero de 2023];15(1):145-60. Disponible en: https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/enunc/article/view/3109

Descargar cita

Visitas

69

Dimensions


PlumX


Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.
Documento sin título

¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluacion de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010)*

¿About what and how have researchers investigated on evaluation of learning processes during the last five years? State of the art research (2005-2010)

María Fernanda Torres** Esther Julia Cárdenas**

Cómo citar este artículo: Torres, M. y Julia, C. (2010). ¿Qué y cómo se ha investigado sobre la evaluacion de los aprendizajes en los últimos cinco años? Estado del arte de las investigaciones (2005 – 2010). Enunciación 15 (1) 141-156


*Investigación: “Prácticas evaluativas en lectura y escritura” Maestría en Pedagogía de la Lengua Materna de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

**ferdinanda28@yahoo.es /cardenasjulia@hotmail.com. Licenciadas en lingüística y literatura de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Aspirantes a Magister en Pedagogía de la Lengua Materna de la misma universidad. Docentes de Lengua Castellana del Colegio Distrital San Cristóbal Sur.


Resumen:

Este documento tiene como propósito presentar un estado del arte de las investigaciones en evaluación de los aprendizajes adelantadas en algunos países de América Latina y España durante el periodo 2005 – 2010. Es una revisión documental que da cuenta del panorama de la evaluación interna y externa en relación con las prácticas docentes y la evaluación de la lengua escrita, al mismo tiempo que permite evidenciar las tendencias que predominan en la investigación sobre evaluación así como los paradigmas y modelos que siguen dominando en este campo. El documento se configura como parte de la investigación titulada “Prácticas evaluativas en lectura y escritura” adelantada en el marco de la Maestría en Pedagogía de la Lengua Materna de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. 1

PALABRAS CLAVE: Evaluación de los aprendizajes, evaluación interna, evaluación externa, lengua escrita, políticas de evaluación.

Abstract:

This document has as purpose to present a state of the art investigations in learning evaluation advanced in some countries of Latin America and Spain during 2005- 2010 period. It is a documental revision that shows the panorama of the internal and external evaluation related with the teacher practices and the evaluation of the written language, at the same time that it allows to evidence the tendencies that predominate in the investigation about evaluation as well as the paradigms and models that continue dominating in this field. The document is configured like part of the investigation named”“Prácticas evaluativas en lectura y escritura” advanced in Pedagogy Master of the Maternal Language at Distrital University Francisco José of Caldas.

KEYWORDS: Learning evaluation, internal evaluation, external evaluation, written language, politics of evaluation


Introducción:

Realizar un estado del arte sobre el tema de la evaluación en educación se convierte en una necesidad apremiante dado el auge que este tema ha tenido en los últimos años en el campo de la investigación educativa. Es por ello que el presente estudio pretende dar cuenta del avance y desarrollo de las investigaciones que se han llevado a cabo en los últimos cinco años en relación con la evaluación interna y externa de los aprendizajes, las prácticas evaluativas de los docentes y la evaluación de la lengua escrita. En consecuencia, esta revisión documental presenta diversas experiencias investigativas con el objeto de establecer las tendencias y resultados de la problemática estudiada. De igual forma, el presente Estado del Arte es el resultado parcial de la fase de revisión bibliográfica que permitió delimitar el problema de la investigación titulada “Prácticas evaluativas en lectura y escritura”, adscrita a la línea de investigación “Evaluación interna y externa de los aprendizajes” de la Maestría en Pedagogía de la Lengua Materna de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Esta investigación se centra en la pregunta: ¿Cuáles y cómo son las prácticas más recurrentes en evaluación de los aprendizajes de la lengua escrita y cómo transformarlas de manera que se constituyan en un aspecto del proceso de enseñanza – aprendizaje? Mediante este trabajo investigativo se busca caracterizar las prácticas de evaluación de la lectura y la escritura en el aula, reflexionar sobre el papel de los estudiantes en este proceso así como identificar las concepciones subyacentes de los docentes a dichas prácticas con el fin de realizar una propuesta pedagógica, desde la evaluación formativa y auténtica, que permita integrar la evaluación a los procesos de aprendizaje.

La revisión documental aborda artículos de investigación publicados en revistas indexadas, informes de investigación realizados desde trabajos auspiciados por diversas entidades gubernamentales, trabajos de investigación de corte monográfico y de tesis de maestría o doctoral que se han adelantado en países de habla hispana, principalmente en Colombia, México, Venezuela, Chile, Argentina y España en el periodo 2005-2010. Es importante aclarar que algunos de los trabajos que se vienen adelantando sobre evaluación en lenguaje desde instituciones educativas como la Universidad Pedagógica se encuentran en curso y por tal motivo para este artículo no se reseñan. Por último, para la organización del documento, una vez analizadas las diferentes investigaciones, se clasificaron en cuatro grupos teniendo en cuenta como principal criterio el objeto y problemática de estudio y como segundo criterio la modalidad investigativa. El primer grupo establecido corresponde a las Investigaciones que dan cuenta sobre las modalidades de evaluación de los aprendizajes llevadas a cabo en el aula, así como las concepciones que subyacen en las prácticas docentes y en la organización del currículo. El segundo grupo refiere las investigaciones que abordan la problemática de la evaluación de la lengua escrita en relación con el diseño de instrumentos, la evaluación de los procesos y las prácticas evaluativas desde el contexto rural y urbano. En tercer lugar se encuentran las investigaciones que indagan sobre la relación entre la evaluación interna de los aprendizajes en el aula y la incidencia de las pruebas externas. Por último, se encuentran las investigaciones que abordan la relación entre la evaluación interna y las políticas de evaluación. Así mismo, cada uno de los anteriores criterios se subdivide en grupos que tienen que ver con las modalidades de investigación abordadas en cada una de ellas. 2

1. Evaluación de los aprendizajes en el aula

Las investigaciones que se relacionan con la evaluación de los aprendizajes de los estudiantes son trabajos que aunque no abordan específicamente los aprendizajes sobre la escritura o la lectura sí indagan acerca de las concepciones de los docentes, el análisis de las prácticas evaluativas y la organización del currículo teniendo en cuenta los resultados de las evaluaciones aplicadas. Dentro de este grupo se encuentran las investigaciones realizadas desde diferentes modalidades: tres se inscriben en el enfoque cualitativo etnográfico (Herrera y otros (2008), Puentes (2009), Rodríguez T. y otros (2008), tres son de corte documental descriptivo e histórico (Rodríguez (2009), Figueroa (2007) y Sánchez (2008) y una de corte estadístico descriptivo (Pérez (2009).

1.1. Investigaciones cualitativo etnográficas

Las investigaciones de tipo cualitativo etnográfico parten de la observación de las prácticas evaluativas en el aula y la recolección de registros por medio de diarios de campo, así como la realización de entrevistas a los diferentes participantes (docentes y estudiantes), las cuales son analizadas e interpretadas. Un punto común de este tipo de investigación es la indagación sobre las concepciones tanto de los docentes como de los estudiantes acerca de la evaluación, con el propósito de evidenciar los paradigmas que prevalecen y las características del discurso docente en relación con su práctica pedagógica. Respecto a esto se destacan los trabajos de Herrera y otros (2008) y Puentes (2009).

En la investigación titulada “¿Qué pensamos cuando evaluamos? La evaluación al tablero” de Herrera y otros (2008), se presentan los resultados de un estudio de caso realizado en dos instituciones del sector público de Bogotá. El trabajo se fundamenta en la observación participante en torno a las actividades de evaluación en el área de Lengua Castellana en el aula y la manera cómo los docentes conciben sus propias prácticas. Entre los objetivos del proyecto se encuentran: describir, explicar y comprender aspectos relacionados con las prácticas evaluativas cotidianas en las aulas escolares; identificar las concepciones de evaluación que orientan dichas prácticas; reconocer las razones que sustentan los fines de la evaluación por parte de los docentes; identificar las estrategias e instrumentos que utilizan para evaluar a sus estudiantes y establecer la coherencia entre su decir y su hacer frente a la evaluación interna.

En su marco teórico, las autoras señalan cómo la relación establecida entre “el hacer y el decir” de los docentes permite una interpretación de sus prácticas desde los diferentes paradigmas de evaluación: el conductista, el cognitivo y el ecológico.3 De esta forma, como resultado de la investigación se destaca que para todos los docentes observados lo más importante es la calificación, que se convierte “en una medida del conocimiento “adquirido” por los estudiantes, además de ser requisito exigido institucional- mente”(Herrera, 2008:41). También es compartida por todos los docentes participantes en la investigación la utilización de la evaluación como instrumento de opresión para “amenazar” a los estudiantes y lograr el cumplimiento de sus deberes académicos. Otro punto importante a resaltar es que el 84% de los maestros observados le concede a la tarea el estatus de instrumento de evaluación y medio de control social, mientras que el 50% de los docentes evalúa a sus estudiantes bajo los mismos parámetros y principios, sin tener en cuenta sus procesos y ritmos de aprendizaje. El estudio concluye que el paradigma conductual predomina en las prácticas evaluativas de los docentes participantes, aunque ellos afirman que orientan su labor hacia una evaluación centrada en procesos. Las autoras también observan que los estudiantes desconocen los parámetros de evaluación que utilizan los docentes y no participan activamente en el proceso. En este sentido se evidencia una contradicción entre lo que los docentes hacen y lo que dicen lo cual se refleja en sus prácticas pedagógicas y evaluativas.

Por su parte, la investigación titulada“Tensiones y distensiones en la práctica evaluativa” Puentes (2009), es una tesis de maestríaquebuscaevaluarlasprácticasevaluativasdelaprendizaje a la luz del programa de Bachillerato Internacional. A partir de este trabajo se pretende descubrir aciertos y desaciertos en la evaluación del aprendizaje en relación con el modelodegestióndelcolegioyloslineamientospropuestos por el programa. Lo anterior se realiza haciendo un estudio de las concepciones docentes y las percepciones de los estudiantes en cuanto su práctica evaluativa. El propósito final del trabajo es reflexionar sobre las prácticas evaluativas para adoptar una mirada crítica en cuanto a los procesos de aprendizaje y las maneras de hacer partícipe al estudiante en su proceso de evaluación. El estudio sigue un método cualitativo de investigación que se reconoce como el etnomodelo utilizando técnicas de recolección de datos como el relato y la entrevista.

La conclusión más relevante de esta investigación es la evidencia empírica de la existencia de concepciones diversas de estudiantes y maestros sobre la evaluación del aprendizaje en el programa de Escuela Primaria. Este hecho es sustentado desde el análisis de la “teoría profesada” por parte de los docentes y el concepto de evaluación, en contraste con la “teoría del uso” desde la percepción de los estudiantes. Dentro de los hallazgos cabe resaltar que se encuentran en los profesores diferentes interpretaciones al programa y a la propuesta de evaluación, lo que suscita diferentes formas de implementación y diferentes tensiones y distensiones: por una parte los docentes ven su forma de enseñar y evaluar de manera cualitativa, formativa y constructiva ; mientras que los estudiantes muestran una excesiva preocupación por lo cuantitativo y lo sumativo, ya que en su mayoría sienten la evaluación como una manera de medirlos y acreditarlos.

La última investigación de corte cualitativo etnográfico es la adelantada en el Colegio INEM Santiago Pérez (Rodríguez T. y otros, 2008). Este trabajo se desarrolla en el marco del Laboratorio de Evaluación de Bogotá, como producto del convenio inscrito por la Secretaria de Educación y el Instituto para la Investigación Educativa y el Desarrollo Pedagógico IDEP. La población objeto del trabajo de investigación contempla dos grupos, el primero corresponde a estudiantes de grado once quienes se considera poseen un nivel de pensamiento categorial – abstracto con capacidades de inferencias críticas-y un segundo grupo constituido por estudiantes de grado quinto con niveles de pensamiento conceptual y precategorial. La metodología utilizada contempló un diagnóstico institucional sobre las prácticas de evaluación en ciencias naturales, un análisis sobre los conceptos de evaluación propuestos en las pruebas nacionales y su relación con las prácticas escolares y una propuesta de evaluación que incluye las categorías de evaluación, coevaluación y heteroevaluación.

Dentro de las problemáticas observadas, los investigadores señalan cómo las prácticas evaluativas en el área de ciencias naturales están en mayor medida orientadas a medir resultados en el manejo de información, esto como consecuencia de una concepción de enseñanza depositaria de conocimientos y fenómenos. Los autores señalan como necesidad apremiante, la unificación de criterios epistemológicos sobre el qué, el cómo y el cuándo evaluar, a la vez que proponen reflexionar sobre las prácticas docentes con el fin de asumir la evaluación más allá de un simple mecanismo de control de los objetivos de la educación y verla como un proceso que permita al estudiante contrastar su desarrollo cognitivo para así formar sujetos responsables de su proceso de aprendizaje.

Como resultados de investigación los autores mencionan la dificultad que presentan los estudiantes de grado quinto en expresar por escrito conceptos, debido a la falta de una estructura gramatical-argumentativa que permita realizar una lectura textual válida e inferencial; este mismo inconveniente impide reconocer, analizar y explicar los mecanismos de textualización que garanticen la coherencia y cohesión del texto. De igual forma, señalan en sus resultados que el desarrollo conceptual de los estudiantes es fragmentario y que generalmente asocian la autoevaluación con la empatía que sienten hacia el área y sus momentos de trabajo científico, pero cuando se contrastan conocimientos desde la argumentación y la explicación de fenómenos y conceptos, la valoración determinada por ellos evidencia lo contrario. En general, el grupo siente rechazo hacia las evaluaciones y las consideran un trabajo exclusivo de los docentes.

1.2. Investigaciones descriptivas: documentales e históricas

Las investigaciones agrupadas en este apartado son de tipo descriptivo documental e histórico y se centran en el análisis de información de documentos oficiales tales como: leyes, decretos, lineamientos y estándares curriculares, en referencias teóricas y en productos de investigación. El objetivo de estos trabajos consiste en dar cuenta de la evolución histórica de la evaluación en contextos específicos. Se trata de estudios que pretenden rastrear tanto el concepto, los enfoques y modelos de la evaluación como su aplicación en el aula durante un contexto temporal determinado mediante la descripción histórica.

Una de estas investigaciones la constituye el trabajo titulado “Levantamiento del estado del arte en evaluación educativa en los ámbitos distrital, nacional y algunos casos internacionales”, Rodríguez (2009). El trabajo presenta una revisión documental de tipo diacrónico-sincrónico en el cual se analiza el tema de la evaluación de la calidad educativa según diferentes enfoques, modelos y experiencias evaluativas. A partir de un modelo de análisis de tipo descriptivo e interpretativo se analizan trabajos de investigación que fueron realizados en Colombia y algunas pruebas internacionales de incidencia en América Latina en los últimos diez años (1999-2009). De los hallazgos se destacan 12 RAES 4 que apuntan al análisis crítico de la Evaluación por competencias.

En la categoría “Fundamentación conceptual” (propuesta por los autores) se encuentran trabajos realizados en el año 2002, los cuales analizan los diversos significados que se le asignan a la evaluación. Del 2004 se encuentra un trabajo sobre evaluación integral del aprendizaje cuyo objetivo es proponer un modelo de evaluación de los aprendizajes que permita cambiar la concepción en torno al desarrollo de competencias. Del 2005 se destaca el trabajo investigativo de Alfonso Tamayo quien realiza un análisis sobre la política educativa y la evaluación en relación con los organismos financieros mundiales. Para el año 2006 el grupo de Investigación PACA realiza una reflexión sobre la problemática generada por el enfoque de evaluación por competencias. Finalmente, del 2007 al 2009 se encuentran trabajos que abordan los conceptos y enfoques de la evaluación educativa del distrito, así como la relación evaluación y modelos de formación.

Algunos de los aspectos que se destacan en las investigaciones reseñadas son, en primer lugar, la necesidad de replantear los procesos de enseñanza donde los currículos no sean organizados por temas y asignaturas sino por conceptos que evidencien los procesos de pensamiento; los factores asociados al número de estudiantes por curso e infraestructura de los planteles educativos y su incidencia en el rendimiento académico; y el tema de la calidad de la educación como una oportunidad de aprendizaje en la que el sujeto adquiere unas competencias básicas para desempeñarse satisfactoriamente en el mundo y en la vida.

Otro estudio de carácter documental es el titulado “La evaluación: del pasado al presente” Figueroa (2007), el cual realiza una indagación respecto a la evolución histórica de la evaluación en la educación venezolana.

Se afirma en el documento que en el pasado predominaba en ese país la enseñanza teológica y el aprendizaje memorístico y repetitivo y que “el maestro era considerado un experto que emitía juicios a partir de pruebas orales, escritas o experimentales” (Figueroa 2007:420). En la actualidad según el autor, se evidencia una evolución de la educación hacia el desarrollo de nuevos tipos, formas y estrategias de evaluación.

La investigación realiza una descripción de la educación y la evaluación en Venezuela desde la época colonial, comparándola con la perspectiva de la época independentista para luego enfocarse en la educación del siglo XX y hacer referencia a la perspectiva actual. Al respecto, el autor afirma que la evolución histórica de la evaluación es larga, y está asociada al desarrollo del conocimiento científico que ha penetrado todos los ámbitos de la organización social. El trabajo también describe algunos tipos, formas y estrategias de evaluación. Como tipos de evaluación considera a la evaluación diagnóstica, la formativa y la sumativa. Dentro de la formativa describe a la autoevaluación, la coevaluación y la heteroevaluación. Como formas de evaluación señala la evaluación cualitativa, de ubicación, extraordinaria, parcial, final de lapso y de revisión. En las estrategias de evaluación reconoce la observación de la actuación del alumno, trabajos de investigación, exposición, trabajo práctico, informes, entrevistas y pruebas escritas, orales y prácticas. Finalmente el autor realiza el análisis de aspectos legales de la evaluación, basado especialmente en el estudio de algunos artículos de la “Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela 2003”.

El autor afirma en esta investigación que en la educación venezolana ha dominado del enfoque medicionista, entendiendo el término medición como “la descripción cuantitativa del rendimiento del alumno, puesto que representa el grado en el cual éste al¬canza la conducta establecida en los objetivos, expresado a través de letras, números, signos o palabras” (Ministerio de Educación de Venezuela, 1996). Según el autor, la evaluación como proceso científico, riguroso, sistemático y ordenado, debe estar sujeta a un plan donde se plantee el qué, cómo, con qué, por qué, para qué y cuándo o en cuáles momentos evaluar, ya que así implícita¬mente se estarían evaluando las estrategias de aprendizaje seleccionadas, los materiales de instrucción, el ambiente de aprendizaje, la institución educativa, el docente y de¬más entes educativos.

Para terminar, entre los trabajos de índole documental se encuentra la tesis doctoral titulada “Aproximación a un estudio genealógico de la evaluación educativa en Colombia, segunda mitad del Siglo XX”, Sánchez (2008), en la cual se documentan, analizan y determinan las condiciones que han hecho posible la emergencia, instalación, regularización, normalización y mutación de la evaluación educativa y sus prácticas en Colombia en la segunda mitad del siglo XX. Desde un punto de vista tanto pedagógico como filosófico se establecen los acontecimientos que enuncian, visualizan y legitiman en la evaluación unas relaciones intersubjetivas e interinstitucionales en que se juegan campos de saber, fuerzas de poder y tecnologías de subjetividad.

Para el desarrollo de la investigación el autor se basó en tres tipos de corpus. El primero teórico, referido a documentos del desarrollo de la evaluación evidenciado en teorías, metateorías, perspectivas, modelos y concepciones. El segundo corpus de índole normativo y prescriptivo, que hace referencia a los programas curriculares, planes de reforma y desarrollo, planes sectoriales, misiones y proyectos de estudio de las condiciones de la educación, proyectos educativos, normas, decretos, resoluciones y demás actos legislativos orientados hacia la normatización y regularización de la acción educativa. Finalmente, el tercer corpus de índole epistemológico y metodológico se fundamenta en el pensamiento de Foucault en diálogo con autores como Bachelard, Bourdieu, Deleuze, Negri, Touraine, Virilio y Veyne.

1.3. Investigación estadístico descriptiva

En la revisión bibliográfica sobre la evaluación de los aprendizajes en el aula se encontró una investigación de corte estadístico que se titula “Prácticas de evaluación escolar en el aula en Bogotá. Pérez (2009). En esta investigación se reportan los resultados de un estudio estadístico avalado por el Instituto para la Investigación Educativa y el Desarrollo Pedagógico IDEP sobre las prácticas evaluativas de los docentes del sector oficial de Bogotá. Se parte de la necesidad de conocer los criterios de evaluación que se construyen al interior de los colegios, los puntos de encuentro entre evaluación en el aula y pruebas estandarizadas con el fin de que las instituciones se preparen para las modificaciones de las políticas de evaluación. La población con la cual se trabajó contó con 2.000 docentes vinculados a la Secretaría de Educación de Bogotá (primaria y secundaria) de todas las áreas, cuya característica principal fue el predominio de mujeres en la profesión, así como un alto porcentaje en el nivel de profesionalización. Entre los resultados se muestra cómo las actividades que mayor tiempo demandan a los docentes son las referidas a la preparación de clase y calificación de evaluaciones. Igualmente, el estudio señala que la evaluación sigue siendo considerada, en un alto porcentaje, como una actividad a cargo exclusivamente del docente quien se considera como el único capacitado para reconocer las dificultades que los estudiantes presentan durante sus procesos de aprendizaje.

La investigación reporta que en pocos casos los maestros manifestaron recibir pautas suficientes sobre la construcción de objetivos de aprendizaje y criterios de evaluación. Se informa que aunque el tema de la evaluación es una preocupación recurrente entre los docentes, el aspecto que refiere a los “métodos de evaluación” poco se discute. Entre las pruebas de mayor uso se encuentran: diagnósticas, exámenes bimestrales y pruebas sobre habilidades mientras que en un bajo porcentaje se realizan pruebas que evidencien las competencias adquiridas. Así mismo, las prácticas pedagógicas más utilizadas para evaluar son caracterizadas como propias de la escuela tradicional en las cuales se busca simplemente reconocer el desarrollo de ejercicios y talleres en clase, mientras que en un bajo porcentaje se evalúa durante el proceso de producción. Por último, se reconoce a los docentes con estudios de maestría como aquellos que tienen en cuenta las pruebas objetivas frente a la observación informal.

En síntesis, se puede señalar que en las investigaciones que hacen referencia a la evaluación de los aprendizajes en el aula predomina la modalidad de investigación cualitativo etnográfica, seguida por la descriptiva documental e histórica y en solo un caso se utiliza la modalidad estadístico descriptiva. En estas investigaciones se evidencia la preocupación de los autores porque aún continúan las prácticas de evaluación que buscan calificar, amenazar, sancionar o simplemente cumplir con un requerimiento institucional.

Así mismo, en algunas investigaciones se detecta la presencia de quiebres o tensiones entre lo que el docente “dice” de la evaluación y lo que realmente “hace” al interior del aula. En muchos casos se hace referencia a que la evaluación no es vista como parte del proceso pedagógico y no se considera el error como una oportunidad de aprendizaje. Se enuncia también en las investigaciones la imperiosa necesidad de reflexionar sobre la práctica evaluativa para poder ejercer una transformación real de la escuela.

2. La evaluación de la lenguaescrita en el aulati

Las investigaciones que abordan problemáticas relacionadas con la evaluación de los aprendizajes de la lengua escrita centran sus estudios en los instrumentos de evaluación y la necesidad de evaluar los procesos implicados en su producción. Los trabajos reseñados en este apartado se refieren a la lectura y la escritura desde la motivación, el análisis de las prácticas evaluativas tradicionales y la comparación de las prácticas en los contextos rural y urbano; otras hacen referencia a los procesos de escritura desde el desarrollo de consignas, construcción de rejillas y análisis de pautas de evaluación. Dentro de este criterio de “Evaluación de la lengua escrita en el aula” se agrupan investigaciones realizadas desde diferentes modalidades de investigación: tres de ellas (Moncayo, A. y otros 2006, Lamadrid, G. 2007 y Pérez, M. y otros 2008) son de corte cualitativo etnográfico, una (Atorresi, A. 2005) de tipo descriptivo analítico, una (Sellés, P. 2006) de tipo documental y una (Cifuentes, W. 2008) de tipo investigación acción participativa.

2.1. Investigaciones cualitativo etnográficas

Algunos de los trabajos consultados dan cuenta de las investigaciones etnográficas realizadas en el contexto urbano y rural colombiano y centran sus estudios en las prácticas y los instrumentos de evaluación utilizados en los aprendizajes de lectura y escritura. Al respecto, la investigación titulada: “Prácticas de evaluación de la lectura y la escritura, ¿inciden los contextos rural y urbano?”, Moncayo, A. y otros (2006), indaga sobre las incidencias del contexto en el desempeño de las evaluaciones de lectura y escritura. Se parte del análisis de los resultados de las pruebas externas aplicadas por el Ministerio de Educación Nacional a los estudiantes de grado quinto de dos instituciones educativas, la primera de carácter rural ubicada en el Corregimiento de Lomitas (municipio de la Cumbre) y la segunda ubicada en la zona urbana de Santiago de Cali. Desde el punto de vista metodológico, los autores aclaran que parten de la observación del preparador de clase diligenciado por los docentes, la observación directa del desarrollo de las clases y el seguimiento en diarios de campo, además del análisis de algunas muestras de los trabajos realizados por los estudiantes.

A partir del análisis del corpus recogido se evidencia que tanto en la zona rural como en la urbana se manifiestan bastantes similitudes: el concepto de evaluación que se maneja en los preparadores de clase se sustenta sobre los parámetros de logro e indicador de logro; el desarrollo de la clase se realiza mediante la explicación de temas y participación de los estudiantes; se asignan y se revisan tareas durante la clase; los componentes temáticos y la ortografía se constituyen en objetos de evaluación.

Así mismo, se reconoce que la evaluación en éstos contextos no fue asumida como un proceso sistemático y riguroso de recolección de información significativa para formar juicios de valor y tomar decisiones para mejorar la actividad educativa, sino que, los docentes asumieron la evaluación desde una perspectiva tradicional que otorga mayor importancia a la construcción y elaboración de un producto final, que incluye además, la revisión de la ortografía y la caligrafía, dejando de lado la finalidad formativa de la evaluación que valora todo el proceso a lo largo de las prácticas de enseñanza en contextos auténticos. Finalmente los autores concluyen que la ubicación espacial de la práctica pedagógica no es el factor que determina el desempeño en las evaluaciones de los estudiantes sino por el contrario es la presencia de prácticas evaluativas tradicionales las que impiden avances significativos en los procesos educativos de los estudiantes de cualquier región del país.

La segunda investigación que aborda la evaluación desde el contexto rural es la presentada por de Lama- drid G. (2007) “Evaluación de la lectura y la escritura“, la cual da cuenta de un trabajo desarrollado en el grado 6° de la Escuela San Isidro (zona rural) en el municipio de Carmen de Bolívar, la cual busca indagar sobre los aspectos de la lectura y la escritura que son objeto de evaluación en el aula. En el campo teórico el trabajo hace referencia al concepto de evaluación formadora postulado por Delia Lerner (2005) y Guillermo Bustamante (1996), en el cual se reconoce la evaluación como un objeto de aprendizaje y una herramienta que da cuenta de las habilidades comunicativas del estudiante. En cuanto a la evaluación de la lectura, el autor plantea que una de las principales problemáticas observadas es la ausencia de su enseñanza y por tanto su evaluación está relegada a revisar solamente aspectos prosódicos tales como la entonación, las pausas, el cancaneo, entre otros.

Por otra parte, en la investigación se afirma que las prácticas predominantes en la evaluación de la escritura en el aula son generalmente pruebas de lápiz y papel a partir de ejercicios de dictado dejando al descubierto una constante incoherencia entre “lo que se dice” que se va a evaluar y “lo que se hace”. De igual forma se presenta total ausencia del acompañamiento del docente al trabajo de escritura imposibilitando la retroalimentación del mismo y limitando la evaluación al producto. El estudio concluye afirmando que las prácticas de evaluación de la lengua oral y escrita desde el modelo tradicional no propician el desarrollo de las habilidades comunicativas de los estudiantes y que la actitud autoritaria por parte del docente afecta la seguridad este pueda tener frente a las evaluaciones que se les plantean.

Otra investigación de carácter cualitativo etnográfico es la realizada por Pérez, M. y otros (2008), titulada “La evaluación como investigación. Una propuesta de experimentación en el aula. La evaluación de aula en lenguaje”. En este informe se presentan los resultados de una investigación que surge de un convenio entre el Instituto para la Investigación Educativa y el Desarrollo Pedagógico IDEP y la Fundación Universitaria Monserrate, el cual se llevó a cabo durante 6 meses en distintas instituciones educativas oficiales de Bogotá. Su desarrollo estuvo a cargo de cinco grupos de docentes vinculados a la Secretaria de Educación de Bogotá, quienes organizaron e implementaron secuencias didácticas en cada una de las instituciones educativas donde laboran. El trabajo se organiza en secuencias didácticas de la lengua oral y escrita, ya que, según los autores, estas permiten el acercamiento a la comprensión de situaciones de evaluación que se dan al interior del aula en torno a temas como la elaboración de un texto narrativo, la comprensión de discursos orales, la construcción de conceptos en matemáticas. Igualmente éstas privilegian las producciones orales de los estudiantes, la comprensión y producción de una caricatura de opinión y la competencia literaria en la comprensión de un texto narrativo. La investigación presenta propuestas de evaluación insertas dentro de secuencias didácticas que dan pistas sobre las diversas maneras a partir de las cuales se construye el conocimiento y que dan significado a las actividades realizadas en las aulas de clase.

2.2. Investigaciones descriptivo analíticas

Los trabajos de corte descriptivo analítico se caracterizan por abordar elementos como las rejillas y las pautas de evaluación en el contexto de aula. Una investigación que da cuenta de lo anterior es la realizada por Atorresi, A. (2005), titulada “Construcción y evaluación de consignas para evaluar la escritura como competencia para la vida”. Desde el campo de los instrumentos, el estudio plantea el problema de las consignas o pautas de evaluación. La investigadora inicia llamando la atención sobre la dificultad que presentan los estudiantes frente a diversas pruebas que proponen consignas ambiguas, específicamente aquellas que se diseñan para las actividades de escritura. Al respecto, la autora hace referencia a la falta de claridad en la intención comunicativa que se persigue con esta tarea ya que se observa cómo generalmente se pide al estudiante la redacción de un texto sin un destinatario ni un contexto de circulación determinado; así mismo, su evaluación se centra en aspectos meramente ortográficos y en algunos casos gramaticales.

El estudio propone como alternativa los modelos teóricos sobre“escritores competentes”de Flower &Hayes, (1996) en los cuales se concibe la escritura como un acto comunicativo y un proceso que implica planear, trabajar con borradores y tener en cuenta unos destinatarios reales. Atorresi A. pone en evidencia el valor que le da la escuela a la evaluación del producto y la poca atención que le presta a los procesos. En consecuencia, el trabajo de investigación propone una evaluación por procesos que sea capaz de observar los procedimientos de trabajo y las estrategias que un estudiante utiliza para desarrollar un producto. Considera necesario planear objetivos para la evaluación y evitar revisar todas las microhabilidades de escritura en un mismo texto así como redactar consignas o instrucciones adecuadas al trabajo de escritura que incluyan aspectos sobre la situación de comunicación y el tipo de texto a elaborar. Finalmente, plantea la autoevaluación como una herramienta para regular y reflexionar sobre los aprendizajes.

Por último, la autora destaca la importancia del aspecto cualitativo sobre el cuantitativo en la evaluación por procesos y la necesidad de evaluar algunos elementos referidos a la planeación, la redacción y corrección de borradores, al manejo de fuentes y a la motivación frente al ejercicio de escritura desde la utilización de protocolos. Así mismo, resalta como problemática actual la falta de investigaciones sobre las prácticas de evaluación escolar y el escaso material existente para orientar a los docentes en la construcción de pruebas válidas y confiables.

2.3. Investigación documental

En cuanto a las investigaciones de corte documental sobre la lengua escrita se destaca el trabajo titulado “Estado actual de la evaluación de los predictores y de las habilidades relacionadas con el desarrollo inicial de la lectura” de Sellés, P. (2006). En este se determina el estado del arte de las investigaciones relacionadas con las pruebas existentes sobre el inicio de la lectura a través de una revisión documental y plantea la necesidad de diseñar pruebas que evalúen las habilidades relacionadas con el desarrollo inicial de la lectura y que a su vez puedan detectar a los niños con dificultades para acceder a la misma. La autora reconoce la importancia de estudios sobre las habilidades o procesos que deben adquirirse para aprender, así como los momentos adecuados para comenzar la instrucción. Afirma que tradicionalmente se han planteado dos posturas contrapuestas sobre el momento idóneo para comenzar la enseñanza de la lectura. “Por una parte, se considera que es necesario esperar a que el niño madure, y por otra, se anima a que el contacto con la lectura ocurra lo más tempranamente posible. Ambas posturas aunque contrapuestas, pueden llegar a encontrarse, dado que el peligro está tanto en retrasar el inicio como en forzar el aprendizaje” (Sellés 2006:54).

Según Sellés (2006), existen unos requisitos o factores necesarios para el aprendizaje de la lectura, teóricamente considerados “predictores” que se refieren vo

Según Sellés (2006), existen unos requisitos o factores necesarios para el aprendizaje de la lectura, teóricamente considerados “predictores” que se refieren a ciertas características mesurables de un niño que van asociadas a un determinado desarrollo del aprendizaje del lenguaje escrito. Es por esto que se hace necesario definir los predictores y facilitadores tempranos para conocer la secuencia en el desarrollo de la adquisición lectora y así identificar a los niños que presentan déficits en el desarrollo y puedan necesitar una intervención que prevenga futuras dificultades en la lectura.

En un primer momento el estudio se centra en la revisión de trabajos sobre el desarrollo inicial de la lectura y la delimitación de los prerrequisitos y facilitadores de la lectura necesarios en una prueba de evaluación previa a la adquisición de la misma. La autora encontró que se pueden considerar como predictores de la lectura el conocimiento fonológico (conciencia de la estructura de los sonidos del lenguaje), el conocimiento alfabético (identificación o reconocimiento de las letras) y la velocidad de denominación (el tiempo que tarda el niño en nombrar aquello que se le presenta). Adicional a estos predictores, la autora hace referencia a una serie de habilidades que favorecen el desarrollo de la lectura: habilidades lingüísticas, procesos cognitivos básicos (atención, percepción y memoria) y conocimiento metalingüístico. En un segundo momento se revisa la evaluación de las pruebas publicadas en España para determinar la madurez lectora.

La investigación concluye que son pocas las pruebas diagnósticas publicadas en España dirigidas a evaluar de forma conjunta los prerrequisitos que previenen el fracaso lector; que la mayoría de trabajos que investigan los predictores de lectura están enfocados a estudiar la relación entre conciencia fonológica y lectura; que se han encontrado diferentes pruebas que miden los predictores de forma aislada pero no de forma conjunta; que en los escasos estudios multicausales donde se combinan diferentes predictores no se tienen en cuenta factores fundamentales en la adquisición de la lectura como el conocimiento alfabético, el conocimiento metalingüístico o la velocidad de denominación; que el principal predictor de la lectura, la conciencia fonológica, sólo se ha evaluado en una de las pruebas y con poca profundidad. Por último, se señala la necesidad de elaborar una prueba que reúna todos los prerrequisitos citados proponiendo una batería multidimensional donde se tengan en cuenta la combinación de diversos factores (predicto- res y habilidades facilitadoras del éxito lector).

2.4. Investigación acción participativa

Dentro de la investigación acción participativa se encuentra el trabajo realizado por Cifuentes, W. (2008), titulado “La evaluación en el proceso de la descripción a la argumentación en la relación lenguaje estético – cotidianidad del estudiante”. La investigación se realiza en el Colegio Distrital Villemar el Cármen en Bogotá, con estudiantes de grado 7° y se encuentra vinculada al proyecto “La evaluación como investigación: una propuesta de experimentación en el aula”, dirigida por Mauricio Pérez Abril. Para este trabajo, se tomó como objeto de estudio la evaluación de la lectura y la escritura de textos literarios. El estudio contempla como referentes teóricos los trabajos de Edith Litwin sobre la evaluación como proceso, así como los postulados de la teoría de la recepción sobre la evaluación como saber discursivo, textual y crítico antes que retención y memorización de datos. Propone como categorías para la evaluación de la lectura las competencias interpretativa, argumentativa y propositiva y para los tipos de lectura los niveles literal, inferencial o deductiva intertextual. En cuanto a la evaluación de la escritura, considera cuatro niveles discursivos: microesctructura, macro-estructura, superestructura y relacional.

Dentro de las problemáticas observadas en el campo de la lectura se hace referencia al escaso contacto de la literatura en las familias, el poco interés de los estudiantes hacia los textos ofrecidos por la escuela y ces del narrador, el tratatratamiento del tiempo y la ambigüedad que presentes en los textos. Por otra parte, las dificultades presentadas en la escritura tales como la ausencia de criterios en cuanto a la presentación y progresión temática, la dificultad en la construcción de párrafos con coherencia y cohesión, el escaso léxico y el uso indiscriminado de muletillas y mala ortografía, son consideradas como consecuencia de la falta de lectura e intención comunicativa de los textos producidos en la escuela. Finalmente como propuesta de intervención propone la evaluación de la lectura y la escritura desde una secuencia didáctica que permita analizar y producir textos narrativos. Como resultado de investigación, el autor concluye que la dificultad presente en la lectura y la escritura obedece a la falta de interés presente en los estudiantes por estas actividades y las deficientes bases conceptuales con las cuales ingresan los estudiantes desde los distintos niveles académicos. Así mismo, considera que es importante plantear la evaluación como un proceso paralelo a la enseñanza -aprendizaje de la lengua donde estén involucrados activamente tanto el docente como los estudiantes.

En resumen, se puede observar que los estudios referentes a la evaluación de la lengua escrita se han abordado desde diferentes perspectivas, dado el gran interés que este tema ha despertado en el campo de la pedagogía. Así mismo, en las investigaciones consultadas se observa como problemática la recurrente práctica de la evaluación tradicional en la cual no se tienen en cuenta los procesos de aprendizaje de la lectura y la escritura sino que la evaluación se limita a la calificación de productos finales muchas veces sin sentido para los estudiantes. También es de destacar la reflexión que se realiza en algunas investigaciones sobre los procesos de lectura y escritura, y que de alguna manera posibilitan el desarrollo de nuevos estudios que propicien el diseño e implementación de acciones claras para el mejoramiento de las prácticas evaluativas de la lengua escrita.

3. Relación entre la evaluación interna y externa de los aprendizajes

En este apartado se ubican dos investigaciones que dan cuenta de la relación entre la evaluación interna de los aprendizajes en el aula y la incidencia de las pruebas externas. El primero adelantado por Jurado, F. (2005) y el segundo a coordinado por Atorresi, A. (2008) en el marco del SERCE (Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo).

El trabajo de Jurado, F. (2005) “El concepto de competencia en los contextos de evaluación externa: un estudio de caso” es una investigación realizada en el año 2004 en Bogotá, que se propuso identificar los factores que inciden en los desempeños alcanzados por estudiantes en la evaluación por competencias de grado 9°. Para ello se contrastaron los resultados de las evaluaciones de competencias en las áreas de lenguaje y matemáticas; así como las actitudes de los estudiantes y los docentes frente a este tipo de pruebas, las competencias desarrolladas en la cotidianidad del aula y las competencias alcanzadas en la evaluación externa.

En un primer momento, la investigación tomó como muestra dos instituciones con alto desempeño en las pruebas aplicadas en 1999, la primera de carácter público (que atiende población de estrato 1,2y3) y una privada calendario B (de estrato 5). Los datos estadísticos de los resultados mostraron que el colegio oficial de alto desempeño obtuvo un puntaje promedio no tan distante de los colegios de alto desempeño de carácter privado. De esta forma se comprobó que la imagen reproducida en los medios de prensa y los gremios empresariales frente a la “mala calidad de la educación” de las instituciones públicas es errónea.

Posteriormente se compararon dos instituciones de carácter público con resultados significativamente distantes en cuanto al desempeño en las pruebas. Entre los factores asociados encontrados se destacan: la ubicación geográfica, las condiciones socioeconómicas de la población, la extensión de la jornada y la cercanía a los centros culturales de la ciudad. Es así como primera conclusión Jurado, F. (2005) considera que a mejores condiciones de vida le corresponden mejores condiciones para aprender en la escuela, incluso independientemente del modelo pedagógico en el que se inscriben las instituciones.

Finalmente, el estudio centró su trabajo en dos instituciones oficiales que compartían un contexto social común. Los colegios seleccionados pertenecían a la localidad de Simón Bolívar y se diferenciaban por su ubicación geográfica (parte plana y zona intermedia de la loma) y los resultados distantes en las pruebas por competencias. Para este caso, el equipo de investigadores realizó una intervención pedagógica en la institución con el desempeño más bajo (ubicada en la zona intermedia de la loma), en la que se estudiaron junto con los docentes y estudiantes los resultados y las características de las pruebas, se realizó el acompañamiento a los docentes que desarrollaron proyectos de investigación e innovación pedagógica convocados por la Secretaria de Educación y aplicaron la prueba por competencias del 2001 pero sin control de tiempo. Entre los resultados obtenidos de la intervención se encontró que la transformación que tuvo la institución con bajo desempeño a una de alto desempeño obedeció a algunos factores tales como: la vinculación al colegio de nuevos docentes que desarrollaron un trabajo por proyectos en el marco de una investigación que propiciaba el reconocimiento de los beneficios de la autoformación, el principio de la cooperación, la comunicación entre escuela – familia y el contacto con escenarios propiciadores de capital cultural.

De otra parte, el SERCE (Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo) en el informe titulado “Los aprendizajes de los estudiantes de América Latina y el Caribe” (2008) presenta los resultados de los aprendizajes en Matemática, Lectura y Ciencias de las pruebas aplicadas en 2006, así como un estudio de factores asociados a dichos resultados. Es pertinente presentar esta investigación en este estado del arte en cuanto la prueba tiene en cuenta la evaluación tanto de lectura como de escritura y promueve el uso de los resultados en el mejoramiento y fortalecimiento de la calidad de la educación a través de la identificación de elementos de la escuela y el contexto que contribuyen a la apropiación de aprendizajes en el aula.

La evaluación de la lectura tiene en cuenta dos categorías: de dominio y de proceso. La primera corresponde a lo leído y la segunda a la lectura. Lo leído comprende las características propias del objeto –el texto-con el que interactúan los estudiantes para resolver las tareas. Por su parte, la lectura hace referencia al acto o proceso de leer y, en consecuencia, a las habilidades cognitivas que pone en juego el estudiante al interactuar con el texto para realizar las tareas propuestas. En cuanto a la escritura, se evalúa la comprensión de un texto escrito por parte de los estudiantes pormenorizando los saberes y las habilidades que los niños y las niñas muestran al producir un borrador y un texto final de acuerdo con la instrucción dada. A su vez, la prueba propone la escritura de textos auténticos propios del contexto familiar y escolar de los estudiantes.

Como hallazgos de esta prueba, se destacan que, en cuanto a lectura, la extensión del texto incide en la dificultad de las tareas ya que los estudiantes leen menor cantidad de información a medida que decrecen los niveles de lectura. También se constató que los textos más simples son los narrativos ficcionales, en especial con la estructura introducción- nudo-desenlace y personajes que se presentan por sus acciones. En contraposición, se ubican en los niveles más altos de dificultad los textos narrativos ficcionales en los que los personajes se definen por rasgos psicológicos y no por acciones concretas. Así mismo, el texto argumentativo es uno de los tipos textuales que presenta más dificultades para los estudiantes. Finalmente, se reafirma que el reconocimiento de información literal es más simple que reponer información implícita y que, esto último es más fácil que realizar generalizaciones o síntesis de varias ideas.

4. Relación entre evaluación interna en lengua castellana y políticas de evaluación

En este apartado se ubican las investigaciones que dan cuenta de la relación existente entre la evaluación interna y las políticas educativas en evaluación. Se hace referencia específicamente a una investigación desarrollada en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas (González y Pinto, 2008).

La investigación titulada “Política y realidad: un análisis sobre la evaluación interna en lengua castellana”se ocupa de la evaluación interna en el área de Lengua Castellana como proceso mediado por las políticas del Ministerio de Educación Nacional. Surge de la necesidad de establecer la relación entre la intencionalidad expresada en las normas y su efectiva incidencia en las prácticas de aula, para lo cual recurre a un estudio de caso de carácter etnográfico. Entre los propósitos que se mencionan para la investigación se encuentran: conocer el grado de apropiación logrado por los docentes sobre las políticas educativas referentes a la evaluación y su incidencia en las prácticas de aula; analizar las políticas educativas que existen sobre la evaluación en Lengua Castellana; observar los modos de evaluación en el aula, las estrategias utilizadas y los contenidos evaluados, y, determinar la interpretación de los docentes respecto a las políticas de evaluación en el aula de Lengua Castellana.

En otras palabras, establecer la relación existente entre política y realidad a partir de la evaluación interna. En cuanto a la metodología, se seleccionó la Institución Educativa Distrital OEA en la que se desarrolló un trabajo de campo con una duración de seis meses. Se observaron dos grupos: uno del grado 4° de básica primaria y otro de 7° de básica secundaria, cada uno con cuarenta estudiantes aproximadamente. Se utilizaron los diarios de campo como herramienta para detectar problemas y hacer explícitas las concepciones de los docentes sobre la evaluación, permitiendo así la valoración de sus práctica. Finalmente, se realizaron en trevistas semiestructuradas o focales, dirigidas a profesores de Lengua Castellana y a coordinadores, para conocer su interpretación sobre las políticas.

De la investigación se concluye que las políticas de evaluación y las prácticas efectivas en torno a la evaluación interna son dos vías que no logran aún la integración necesaria. Con el análisis de las políticas de evaluación se indica que éstas se conciben como una obligación del Estado para garantizar la calidad de la educación como derecho fundamental de todo ciudadano colombiano y la formación de ciudadanos competentes. Sin embargo, la observación de las prácticas de evaluación interna y la manera como los docentes se apropian de las políticas señalan que se requiere un constante estudio, análisis y comparación entre la imposición de la norma, su comprensión y su implementación, ya que los resultados muestran la gran distancia existente entre política y realidad.

Conclusiones

En el análisis realizado se puede concluir que la modalidad de investigación que predomina en los trabajos consultados es la cualitativa etnográfica en la cual se describen las prácticas evaluativas de los docentes y sus concepciones respecto a la evaluación de los aprendizajes. Otra modalidad importante es la descriptiva documental e histórica la cual se interesa por describir la evolución de la evaluación en contextos específicos con el fin de rastrear los enfoques y modelos de la evaluación como su aplicación en el aula mediante la descripción histórica., esto demuestra que la evaluación es un campo de estudio que constantemente se renueva. Otras modalidades utilizadas, pero en menor medida, son la estadístico descriptiva y la investigación acción participativa. Esta última, a pesar de ser una de las modalidades de investigación más recurrentes en el campo educativo, para el caso de la evaluación es poco utilizada.

De otro lado, en la revisión bibliográfica realizada se observa que gran parte de las investigaciones consultadas, especialmente las referidas a la evaluación de los aprendizajes en el aula y la evaluación de la lengua escrita, señalan que las prácticas de evaluación de corte tradicional predominan en el contexto educativo actual. La evaluación desde esta perspectiva es concebida como una forma de medir los conocimientos adquiridos al final del proceso de enseñanza y es asumida como un requisito institucional antes que formativo.

Generalmente en este paradigma la evaluación se asimila con la calificación de índole sancionatorio. Es una evaluación utilizada como instrumento de opresión para amenazar y lograr el cumplimiento de los deberes académicos y como medio de poder y control, lo que conlleva a que los estudiantes no se preocupen tanto por la apropiación de conocimientos como por la obtención de buenas calificaciones. Desde este enfoque el profesor se convierte en el transmisor de información, mientras el estudiante se considera como un receptor que tiene que dar cuenta de los contenidos que le son transmitidos, es una evaluación centrada en el producto y no en procesos.

Así mismo, es una evaluación que no tiene en cuenta al estudiante en la negociación y construcción de criterios que le permitan reflexionar acerca de sus propios desempeños, de sus fortalezas y debilidades, sino que la responsabilidad de la evaluación continúa en manos del docente quien se limita a colocar una “nota”, una medición cuantitativa del rendimiento del estudiante; dejando de lado algunos momentos como la autoevaluación y la co-evaluación.

De otra parte, las investigaciones analizadas muestran una brecha entre el decir y el hacer de la evaluación. Al respecto se evidenció cómo los docentes y los estudiantes realizan interpretaciones diferentes frente a la evaluación; por una parte el docente considera sus prácticas de evaluación en el marco de lo cualitativo y formativo mientras que el estudiante considera que la evaluación se suscribe desde lo cuantitativo y sumativo.

En cuanto a los instrumentos de evaluación, se encuentra una fuerte orientación a medir conocimientos antes que evidenciar competencias. Esta problemática evidencia que existe una alta preocupación por evaluar productos, desconociendo los procesos implícitos en toda actividad de aprendizaje. Así mismo existe una ausencia en trabajos de investigación que aporten pautas a los docentes en la elaboración de pruebas válidas y confiables. Además, se propone como alternativa una evaluación auténtica y formadora que dé cuenta de los procesos de aprendizaje y que permita involucrar al estudiante en la actividad de evaluación desde la reflexión metacognitiva a través de la co y la auto evaluación.

Finalmente, la presente revisión documental permite validar la importancia de la investigación en el campo de la evaluación educativa dado que esta es el pilar a partir del cual se transforman las prácticas pedagógicas. De igual forma, se considera como una necesidad promover investigaciones que den cuenta de la evaluación de lo oral en el aula ya que es un campo que no se reporta en los trabajos de investigación consultados.


Notas a pie de página

1 Directora del proyecto PhD. Raquel Pinilla Vásquez.

2 La clasificación se realizó de acuerdo a las modalidades de investigación propuestas por Hugo Cerda (1998)

3 Estos paradigmas son tomados por las autoras de Rivas Gutiérrez J y Ruíz Ortega, J (2002) Las calificaciones: control, castigo o premio. En: Revista Iberoamericana de educación.

4 FALTA EL TEXTO DEL PIE DE PÁGINA

5 Resúmenes Analíticos en Educación ???


Referencias

Atorresi, A. (2005) “Construcción y evaluación de consignas para evaluar la escritura como competencia para la vida .En Revista Enunciación No.10. 4-14 Bogotá D.C.

Cerda, H. (1998) Los elementos de la investigación. Bogotá D.C.: Ed. El Búho

Cifuentes, W. (2008)” La evaluación en el proceso de la descripción a la argumentación en la relación lenguaje estético – cotidianidad del estudiante”. Informe de investigación no publicado. Bogotá D.C.: IDEP,

Figueroa, M. (2007) ”La evaluación: del pasado al presente”. Educere: Revista Venezolana de Educación. Año 11 No. 38. 419-426. Recuperado el 28 de abril de 2010 de la base de datos Dialnet

González, M. & Pinto, B. (2008) “Política y realidad: un análisis sobre la evaluación interna en lengua castellana”. En Revista Enunciación No. 13. 45-52.Bogotá D.C.: Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Herrera, P.A., Gámez, P.A., Torres, A., Corredor, J.C. & Quintero, F. (2008) “¿Qué pensamos cuando evaluamos? La evaluación al tablero”. En Revista Enunciación No. 13, 38-44. Bogotá D.C.: Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Jurado, F. (2005) “El concepto de competencia en los contextos de evaluación externa: un estudio de caso”. En Revista Enunciación No. 10. 22-30.Bogotá D.C.: Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Lamadrid, G.J (2007) “Evaluación de la lectura y la escritura”. Tesis de grado sin publicar. Pontificia Universidad Javeriana. Carmen de Bolívar: Colombia

López, G. & Rodríguez, M.(2003). “La evaluación alternativa: oportunidades y desafíos para la evaluación de la lectura”. En Revista Mexicana de Investigación Educativa, vol. 8, núm. 17. 67-98

Moncayo, A., Castillo, C.M. & Tabares, L.G. (2006) “Prácticas de evaluación de la lectura y la escritura ¿inciden los contextos rural y urbano?”Tesis no publicada. Pontificia Universidad Javeriana. Santiago de Cali, Colombia.

Pérez, F. & Líévano, M. (2009) “Prácticas de evaluación escolar en el aula de Bogotá. Estudio estadístico del IDEP sobre las prácticas evaluativas de los docentes oficiales de Bogotá”. Informe de investigación no publicado. Bogotá. 39 p.

Pérez, M. & Blandón, F. (2008) “La evaluación como investigación. Una propuesta de experimentación en el aula”. Informe de investigación no publicado. IDEP y Fundación Universitaria Monserrate, Bogotá, Colombia

Puentes, L.A. (2009) “Tensiones y distensiones en la práctica evaluativa”. Tesis de maestría no publicada. Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia. Recuperado el28 de abril de 2010 en http://www.ja-veriana.edu.co/biblos/tesis/educacion/tesis 27.pdf

Ribas, T (2003) “La regulación del proceso de composición escrita en grupo: análisis de la utilización de pautas de revisión”. En: Camps, A El aula como espacio de investigación y reflexión (pp 51-68) España: Editorial Grao

Rodríguez, J. (2009)”Levantamiento del estado del arte en evaluación educativa en los ámbitos distrital, nacional y algunos casos internacionales”. Informe de investigación no publicado. IDEP, Bogotá, Colombia.

Rodríguez, T., Pachón, P. & Rodríguez, H. (2008) “Proyecto de Investigación sobre Evaluación Colegio INEM Santiago Pérez”. Informe de investigación no publicado. IDEP, Bogotá, Colombia

Sánchez, T. (2008).” Aproximación a un estudio genealógico de la evaluación educativa en Colombia, segunda mitad del siglo XX”. Tesis de doctorado sin publicar. CINDE – Universidad de Manizales. Manizales, Colombia. Recuperado el

28 de abril de 2010 en http://www.umanizales.edu.co/ceanj/tesis/TesisTomasSanchez.pdf

Sellés, P. (2006) “Estado actual de la evaluación de los predictores y de las habilidades relacionadas con el desarrollo inicial de la lectura”.En Revista Aula Abierta No. 88 53-72. Recuperado el 28 de abril de 2010 de la base de datos Dialnet

Artículos más leídos del mismo autor/a