La educación como fenómeno social evoluciona paralelamente con los cambios que se dan en la cultura. De ahí que la reflexión sobre las pedagogías emergentes nos lleve a reconocer que, gracias a las tensiones entre contexto y educación, se gestan desplazamientos que permiten progresivamente el paso de patrones de formación y educación homogéneos centrados en el manejo de conductas prestablecidas, a modelos que le apuestan a búsquedas diferentes en procura del reconocimiento de los sujetos como realidades heterogéneas, cambiantes, diversas y en estrecha relación con su contexto.
Publicado: 2015-07-01

Número completo

Editorial

Autor invitado

Índice de evaluadores

Índice de autores